OFRECIDO POR TELEFÓNICA
Telefónica ha cerrado importantes operaciones en el segundo trimestre del año.
Telefónica ha cerrado importantes operaciones en el segundo trimestre del año.
TELEFÓNICA

Telefónica hace historia

Un primer semestre de 2021 récord con operaciones tan relevantes como la fusión entre O2 y Virgin Media en Reino Unido o la venta de las torres de Telxius a ATC. La compañía avanza a grandes pasos en la ejecución del plan que presentó en 2019.

Construir una nueva Telefónica: ese fue el objetivo que la compañía se marcó cuando, en noviembre de 2019, presentó su plan estratégico para los siguientes años. La hoja de ruta contaba con cinco pilares: consolidar España, Reino Unido, Alemania y Brasil como sus mercados prioritarios; llevar a cabo el ‘spin off’ operativo de los negocios de Hispanoamérica; crear Telefónica Infra; lanzar Telefónica Tech; y mejorar en agilidad y eficiencia con la evolución de su modelo operativo.

Con esas cinco claves guiando su trabajo, Telefónica ha cerrado en el segundo trimestre algunas de las operaciones más importantes de su casi centenaria historia. Evolucionando a pleno rendimiento y logrando resultados en el complejo contexto de una pandemia, se han reforzado la validez y consistencia de este plan estratégico.

El cumplimiento del plan, con avances constantes desde que se puso en marcha en 2019, deja importantes hitos. En España ha confirmado su liderazgo en conectividad gracias a la implantación del 5G, accesible ya para el 80% de la población, y con más de 26 millones de unidades inmobiliarias (UUII) pasadas por fibra. Este liderazgo quedará reforzado tras el resultado de la reciente subasta de 5G, en la que Telefónica logró 20 MHz de espectro en la banda de frecuencias de 700 MHz.

Crecimiento fuera de España

Con la fusión de O2 y Virgin Media, anunciada en 2020 y cerrada en junio de 2021, Telefónica se ha convertido en un operador líder en Reino Unido dando un paso histórico para la compañía en el mercado británico. De igual modo, sigue creciendo a gran ritmo en Alemania, donde la actividad comercial es muy dinámica y ha creado, junto con Allianz, la sociedad UGG para desplegar fibra en zonas no urbanas.

En Brasil, Telefónica, junto con América Móvil y Telecom Italia, ha cerrado la compra de los activos de la telefonía móvil de Oi y ha creado una sociedad conjunta, FiBrasil, con CDPQ para desplegar fibra.

Por otro lado, la segregación operativa de Hispam está contribuyendo a reducir la exposición en la región, a conseguir una mayor eficiencia y a aprovechar oportunidades para optimizar el valor de los activos. En Chile y Colombia, con KKR, ha lanzado sendos vehículos para aumentar la penetración de fibra en esos países.

A la cabeza en transformación digital

En el primer semestre de 2021, Telefónica Tech ha aumentado sus ingresos más de un 25%, consolidando su liderazgo en transformación digital. En ese ámbito, ofrece gran variedad de servicios y soluciones integradas de Ciberseguridad, Cloud, IoT, Big Data o Blockchain. Además, acaba de adquirir Altostratus para afianzar su posición y sus capacidades en Cloud, con lo que seguirá acelerando el crecimiento.

Otra de sus grandes metas es convertirse en una de las mayores unidades de infraestructuras en telecomunicaciones del mundo con Telefónica Infra. Desde aquí busca canalizar la explosión del tráfico y visibilizar su cartera única de activos para conseguir nuevos socios. En esa línea, también en junio se ha cerrado la venta de las torres de Telxius en Europa y Latinoamérica a American Tower Corporation, una operación que se ha saldado con unos múltiplos récord y por un valor de 7.700 millones de euros. Tampoco hay que olvidar las sociedades de fibra creadas en Alemania y Brasil, en las que participa con un 40% y un 25%, respectivamente.

Así es la nueva Telefónica

Además de reforzar su posición, todas las operaciones citadas están conformando la nueva Telefónica. Con datos de finales de junio, la deuda financiera de la compañía se redujo hasta los 26.200 millones de euros, un 29,5% menos que un año antes y la mitad de la existente a mediados de 2016. Por otra parte, con las ganancias de las últimas transacciones, el balance del Grupo se ha fortalecido y su estructura actual de capital es más eficiente e incrementa la calidad del valor de la compañía (Enterprise value o EV).

La misión que se propuso Telefónica (‘hacer un mundo más humano conectando la vida de las personas’), que persigue construir un futuro más conectado y sostenible a través de la digitalización, se ha visto potenciada en los últimos meses. Los avances van en línea con su compromiso transformador y su intención de estar al alcance de todos, de que nadie quede excluido de los beneficios de la revolución digital. Sus redes de fibra y 5G, la calidad de sus activos y el liderazgo en los mercados que opera hacen posible que el Grupo siga progresando en la dirección adecuada en el proceso de transformación acelerado con el plan de 2019.

“A los que estamos en Telefónica, a todos, nos corresponde la misión de imaginarnos la compañía que queremos tener para el futuro. Nos corresponde diseñar una compañía para los próximos 100 años. Una compañía ambiciosa, llena de oportunidades, responsable y sostenible”, explicó el presidente de la compañía, José María Álvarez-Pallete, al presentar el plan en noviembre de 2019. Con este espíritu planteó un reto que ha dirigido su acción en los últimos dos años. Los resultados cada vez son más visibles. Como la nueva Telefónica.