Jueves, 14.12.2017 - 07:16 h

La red principal de carreteras abierta y una decena de puertos cerrados o con cadenas

Pamplona.- La red principal de carreteras de Navarra se encuentra a mediodía de hoy abierta, mientras que una decena de puertos de montaña continúan cerrados o precisan cadenas.

La nieve y el frío de hasta menos de 13 grados mantienen en alerta a casi todo el país

Pamplona.- La red principal de carreteras de Navarra se encuentra a mediodía de hoy abierta, mientras que una decena de puertos de montaña continúan cerrados o precisan cadenas.

En la jornada de hoy, según ha informado el Gobierno foral en un comunicado, está trabajando en la red de carreteras de Navarra un total de 66 equipos quitanieves, apoyados por cuatro máquinas turbofresas, para garantizar el tránsito por las principales vías de comunicación de la Comunidad Foral.

En la red secundaria, están cerrados al tráfico los puertos de carreteras de Urkiaga (NA-138), Artesiaga (NA-1740), Egozkue (NA-2520); y se precisan cadenas en la carretera Burgui-Isaba-Francia (NA-137) a partir del kilómetro 45 (Mata de Haya) y la carretera está cortada a partir del kilómetro 55 (El Refugio).

También se requieren cadenas en los puertos de Izpegi (NA-2600), Ezkurra (NA-170), Belate (NA-1210), Lizarraga (NA-120), Urbasa (NA-718), Meano (NA-7300), Aras (NA-7230), Cabredo (NA-7200), Aguilar (NA-7200), en la carretera Acedo Lodosa (NA-129), en la vía que une Estella con Vitoria (NA-132-A), en el puerto de San Miguel de Aralar (NA-7510), en el puerto de Huici (NA-1700), en el puerto de Goñi (NA-7020) y en el puerto de Azpirotz (NA-130).

El Ejecutivo foral ha comunicado que el número de quitanieves se ha incrementado con respecto al dispositivo que estaba preparado para esta noche, (de 39 máquinas a 66) ya que las previsiones de los principales organismos encargados del estudio de la meteorología, como AEMET ha superado notablemente sus expectativas y las nevadas han sido generalizadas en la mitad oeste de Navarra.

Los modelos de predicción meteorológica apuntaban una acumulación de nieve en Navarra de 4 centímetros de espesor en el centro y en la vertiente cantábrica y se han llegado a registrar 25 centímetros en algunos puntos de Tierra Estella y 8 centímetros en la Comarca de Pamplona.

En los dos últimos días los equipos quitanieves han realizado labores de prevención y han esparcido por la mitad sur de Navarra un total de 3.000 toneladas de sal para prevenir placas de hielo y acumulación excesiva de nieve.

Durante la mañana de hoy, según el Ejecutivo foral, los principales problemas en el tráfico se han registrado en el tramo guipuzcoano de la Autovía de Leitzaran (A-15), que ha estado cortado desde las 6,30 hasta las 10,30 horas.

La Policía Foral y la Guardia Civil han efectuado los pertinentes desvíos del tráfico tanto por la Autovía del Norte (A-1) como por la carretera Pamplona-Francia por Behobia (N-121-A).

Con el objeto de analizar la situación a las 10,00 horas de hoy se ha reunido en el Palacio de Navarra el órgano de coordinación de Vialidad Invernal, en el que han estado presente tanto el Director General de Interior, Juan Ramón Rábade, como el Director General de Obras Públicas, José Luis Echávarri, así como el Director del Servicio de Conservación de Carreteras, Luis Rivas, y responsables tanto de la Policía Foral como de la Guardia Civil y de la Agencia Navarra de Emergencias.

Este órgano coordina las principales incidencias que se puedan producir en Navarra, donde la Policía Foral mantiene movilizadas 30 patrullas de la División de Tráfico en el turno de mañana y el mismo número en el turno vespertino, y la Guardia Civil, por su parte, ha movilizado 13 patrullas en cada turno de trabajo y 37 de seguridad ciudadana, que podrían dar apoyo en labores de tráfico si fueran necesarios.

Por su parte, el Ayuntamiento de Pamplona ha habilitado dos puntos para la entrega de sal para el hielo a los vecinos y comerciantes que lo soliciten. Uno de ellos se ubica en la plaza Consistorial y otro en la plaza de la Cruz, junto a la iglesia de San Miguel.

En el primero de ellos la entrega la realizan policías municipales, y en el segundo, personal de Cruz Roja.

Los sacos de sal pesan veinte kilos, por lo que se recomienda a los ciudadanos que o bien se desplacen hasta ese lugar con un vehículo para cargar con el saco, o acudan con bolsas para recoger una cantidad menor y poder así trasladarla con mayor facilidad.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios