Martes, 17.09.2019 - 13:22 h
Se la lleva el Manchester City de Guardiola

El surrealista enfrentamiento entre Kepa y su entrenador Sarri en la Copa de la Liga

El entrenador intentó cambiar al portero para meter a Willy Caballero con la vista puesta en la tanda de penaltis contra el Manchester City.

Kepa no quiere abandonar el campo
Kepa no quiere abandonar el campo / EFE

Una situación esperpéntica y extraña se vivió en el estadio de Wembley cuando Maurizio Sarri intentó cambiar a Kepa Arrizabalaga para meter a Willy Caballero con la vista puesta en la tanda de penaltis contra el Manchester City. El meta español se estiró a sacar un remate de Sergio Agüero desde la frontal, se resintió de un problema físico y Sarri llamó a Caballero para que entrara al campo. El argentino se despojó del chándal y se fue al área técnica, preparado para entrar. El cuarto árbitro incluso levantó la tablilla con los cambios. El 1 se marchaba por el 13 de Caballero. Pero no.

Kepa, ya en pie, alzó la mirada y lo divisó. Rápidamente le dijo a Sarri que no, que lo parara, que estaba bien. Pero Sarri no quería dar marcha atrás. Quería que el cambio se produjera. Kepa, inamovible, dijo que no y siguió en el campo, ante un técnico italiano que se desesperaba, pidiendo el cambio, con un Caballero incrédulo, que no entendía nada.

El meta español se mantuvo impertérrito y no salió, Sarri amagó con irse y solo el pitido final dio un poco de tregua. Los jugadores del Chelsea se acercaron a hablar con el transalpino, Kepa se dio la mano con Caballero y comenzó la preparación de unos penaltis que podían alzar al cielo o bajar a los infiernos a Kepa.

Nada pudo hacer ante el primer lanzamiento de Gündogan. Intentó despistar a Sergio Agüero moviéndose de lado a lado y la parada se le escapó por centímetros. Sí le atajó a Leroy Sané, pero Bernardo Silva y Raheem Sterling no fallaron y confirmaron la derrota 'Blue', señalando a Kepa y Sarri como la historia de la noche. 

Callum Hudson-Odoi, en la entrevista post partido, defendió al español. "Apoyo a Kepa en esto, no creo que hubiera que sustituirle, ha jugado todo el partido y su confianza es alta. No estoy de acuerdo con que los porteros sean sustituidos antes de la tanda de penaltis", explicó el inglés.

Otro español ha sido también protagonista de la noche. El entrenador Pep Guardiola, conquistó este domingo su cuarto título en Inglaterra con el Manchester City al levantar la Copa de la Liga ante el Chelsea. La victoria en los penaltis de los de Guardiola les permite revalidar el trofeo conseguido el año pasado ante el Arsenal, el primero de la era Guardiola.

Tras aquella copa, vino la Premier League de los récords y la Community Shield (Supercopa de Inglaterra) este agosto. A nivel global, Guardiola ha ganado 25 títulos a lo largo de su carrera; catorce con el Barcelona, siete con el Bayern de Múnich y cuatro con el ya citado City. Esta temporada, los celestes podrían sumar otros tres entorchados, ya que siguen vivos en la Premier, en la FA Cup (Copa de Inglaterra) y en la Liga de Campeones.

Ahora en Portada 

Comentarios