Domingo, 22.09.2019 - 15:15 h
Llegó a ser número dos del mundo

Un cáncer acaba con la vida de Novotna, campeona de Wimbledon, a los 49 años

La extenista checa ganó 24 torneos individuales durante su carrera y triunfó de lleno en los dobles con 76 victorias, incluidos 12 'Grand Slam'

Jana Novotna, con su trofeo de Wimbledon en 1998.
Jana Novotna, con su trofeo de Wimbledon en 1998. / EFE

Quizás el único lunar en los trece años que duró la carrera de Jana Novotka fue no haber alcanzado nunca el número uno de la WTA. Tampoco lo tuvo fácil con las Navratilova, Steffi Graf, Sánchez Vicario, Martina Hingis y compañía en el circuito. En el corazón de todas ellas, la checa sí que ocupó un asiento preferente, y cuando el pasado domingo 19 de noviembre se conocía que el cáncer se la había llevado por delante a los 49 años mostraron su profundo pésame con una tenista que, más que rival, fue una compañera.

Porque, a pesar de haber levantado 24 trofeos individuales a lo largo de su trayectoria, Novotna fue una 'pesadilla' compitiendo en pareja. En total se llevó 76 títulos, doce 'grandes', en dobles. Su compatriota Helena Sukova hizo las veces de 'alma gemela': con ella ganó dos Wimbledon en 1989 y 1990 y dos platas olímpicas en 1988 y 1996; y también hizo buenas 'migas' con Arantxa Sánchez-Vicario, ganando tres 'Grand Slam' en suelo británico, australiano y estadounidense. 

El llanto junto a la duquesa de Kent


Pero entre victoria y victoria queda una imagen grabada en la memoria colectiva al hablar de Jana Novotna. Hay que remontarse a 1993, Wimbledon. Entonces, la última heredera del 'saque y volea' como libro de estilo se medía en la final con la todopoderosa Steffi Graf que, con apenas 24 años recién cumplidos, ya sabía lo que era ganar doce 'Grand Slam'. Sobre la hierba del All England Tennis Club ganaría su decimotercero a costa de Novotna, que dejaría llorando sobre el hombro de la duquesa de Kent una fotografía inmortal.

Cinco años después, el destino le brindaría a la checa una segunda oportunidad que ésta no desaprovecharía. De vuelta en la final de Wimbledon y con las grandes favoritas en la cuneta, Novotna despachó a la francesa Nathalie Tauziat en dos mangas por 6-4 y 7-6. Se alzaba así con su primer 'Grand Slam' en categoría individual, que sería el único, pues colgaría la raqueta sólo un año después.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios