Viernes, 19.07.2019 - 06:34 h

El BCE confiesa que el Deutsche Bank recibió un trato especial en los test de estrés

Se incluyó una operación en sus cuentas de 2015 que se cerró el pasado 3 de noviembre, lo que ayudó a inflar su posición de capital.

La entidad alemana no se encuentra en su mejor momento, hace unos meses se tambaleó en Bolsa durante semanas y está pendiente de una posible multa de Estados Unidos.

El BCE confiesa que el Deutsche Bank recibió un trato especial en los test de estrés

El Banco Central Europeo (BCE) favoreció al Deutsche Bank en los test de estrés realizados por la Autoridad Bancaria Europea (EBA) a la banca a finales de julio. Se han intentado justificar alegando que las autoridades chinas le aseguraron que la venta de la participación del banco alemán en la entidad china Hua Xia Bank se completaría en 2016.

En los resultados añadieron la venta de la participación de Deutsche Bank en Hua Xia. Aunque en ese momento no se había realizado. Este mejoró su posición de capital considerablemente, unos 30 o 40 puntos básicos. La jefa de supervisión del BCE, Daniéle Nouy, ha defendido que se incluyese en las cuentas de 2015.

Deutsche Bank acordó la venta de su participación del 19,99% que controlaba en Hua Xia Bank a PICC Property y Casualty Company Limited el pasado 28 de diciembre. La EBA incluyó esta operación en los resultados de los test de estrés en una nota a pie de página indicando que estaba previsto que se completase en 2016. Finalmente, el pasado 3 de noviembre, las autoridades chinas dieron el visto bueno a la operación.

No obstante, la metodolgía de la EBA señala que "las desinversiones, las medidas de capital u otras transacciones que no se hayan completado antes del 31 de diciembre de 2015, aunque hayan sido acordadas antes de esa fecha, no deberían tenerse en cuenta en las proyecciones".El Deutsche Bank, en un mal momento

Una confesión que llega tras semanas de calma, ya que hasta hace bien poco el Deutsche Bank se encontró inmerso entre rumores de rescate por parte del Estado, malos resultados, o confirmaciones de despidos. La posible multa de 14.000 millones que planeaban imponer las autoridades estadounidenses por las hipotecas tóxicas derribó su valor en Bolsa. Los rumores sobre una reducción de la multa, que pasaría a ser de 5.000 millones, convenció a los mercados, que han dejado de fustigar a la entidad desde entonces.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios