Miércoles, 20.11.2019 - 22:50 h

Telefónica recorta el dividendo de los ejercicios 2016 y 2017

Telefónica recorta el dividendo de los ejercicios 2016 y 2017

El consejo de administración de Telefónica ha decidido modificar su política de dividendos para los años 2016 y 2017, desde los 0,75 euros por acción previstos inicialmente hasta los 0,55 euros con cargo al actual ejercicio y hasta los 0,40 euros con cargo al próximo.

En un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Telefónica informa de que para el año 2016 pasará a repartir 0,55 euros por acción, de los que 0,35 euros se abonarán en noviembre de 2016 mediante un scrip voluntario y 0,20 euros en efectivo en el segundo trimestre de 2017.

Con cargo al ejercicio 2017, el dividendo de Telefónica ascenderá a 0,40 euros por acción, de los que 0,20 euros se pagaran en el cuarto trimestre de 2017 y 0,20 euros en el segundo trimestre de 2018, ambos tramos en efectivo.

"Como resultado de lo anterior, en el año natural 2016 se pagarán 0,75 euros por acción y en el año natural 2017 se pagarán 0,40 euros", detalla el grupo, que reafirma su compromiso de mantener un nivel crediticio de grado de inversión sólido, apuntando a ratios de apalancamiento compatibles con niveles de rating BBB/Baa2.

Telefónica explica que uno de los objetivos que han impulsado esta decisión es fortalecer su balance, "acelerando sustancialmente la reducción de deuda por la vía orgánica, en un entorno de crecimiento del flujo libre de caja (FCF)".

Asimismo, también responde a su voluntad de remunerar "de forma atractiva" al accionista, con una rentabilidad por dividendo consistente con el mercado y un payout (dividendo por acción respecto a FCF por acción) sostenible.

MEJORA OPERATIVA

La compañía remarca que esta decisión se produce en un contexto de mejora generalizada del entorno operativo, ya que los resultados correspondientes al tercer trimestre muestran sólidas tendencias orgánicas.

En concreto, destaca que los ingresos de servicio mantienen el ritmo de crecimiento del trimestre anterior al crecer un 1,4% interanual, mientras que la expansión de márgenes se refleja en aceleración de los crecimientos del OIBDA y flujo de caja operativo (+3,1% y +10,8%, respectivamente).

En esta línea, añade que los factores exógenos muestran "claros signos de mejora", con una significativa reducción del impacto adverso de divisas.

"Todo ello se traduce en la expansión de la generación de caja, hasta 1.500 millones de euros de FCF en el trimestre, que acelera la reducción del endeudamiento situando la deuda neta en 49.984 millones de euros frente a los 52.568 millones de euros de final de junio 2016", indica.

En los primeros nueve meses del año la generación de caja alcanza los 2.315 millones de euros tras aumentar un 91,9% interanual y las perspectivas para el conjunto del año 2016 apuntan a una generación de FCF superior a 4.000 millones de euros, concluye la empresa.

RENTABILIDAD POR DIVIDENDO.

La decisión de Telefónica de adaptar su política de dividendo permitirá a la compañía intensificar el desapalancamiento orgánico, manteniendo a la vez una remuneración "atractiva" al accionista que está en línea con la que realizan otras empresas del sector y las compañías del Ibex 35 y el EuroStoxx.

En concreto, la nueva propuesta supone una rentabilidad por dividendo del 4,6%, porcentaje algo mayor que la media las quince mayores compañía del Ibex35 excluyendo a la operadora (4,4%) y de las principales empresas mundiales de telecomunicaciones (4,2%) y que supera en mayor medida el 3,4% de media de las quince principales compañías del EuroStoxx.

De esta manera, Telefónica adapta su política de dividendos al mercado, ya que hasta ahora ofrecía una rentabilidad muy superior a la media (8,6%), y sigue las recomendaciones emitidas en las últimas semanas por la mayor parte de casas de análisis.

Asimismo, tras la fallida salida a Bolsa de su filial de infraestructuras Telxius y con la OPV de O2 pendiente, la nueva política de dividendos permitirá a Telefónica desapalancarse sin necesidad de vender.

Por otro lado, Telefónica evita la dilución al eliminar las ampliaciones de capital que requería su política de abonar un tramo del dividendo en scrip, ya que de haber permitido a los accionistas cobrarlo en efectivo o acciones hubiera supuesto una dilución del 17%.

SCRIP DIVIDEND.

Respecto al scrip dividend que se abonará este mes de noviembre, la compañía ha informado este jueves a la CNMV de que el consejo de administración ha acordado que en la sesión de la comisión delegada prevista para el día 11 de noviembre se adopten los acuerdos societarios oportunos para llevar a cabo la ejecución del aumento de capital liberado.

De esta manera, las cinco sesiones bursátiles anteriores al citado 11 de noviembre determinarán el precio de cotización que se aplicará a la fórmula de fijación del precio de compra de los derechos de asignación gratuita y a la del número provisional de acciones a emitir.

A este respecto, está previsto que los derechos de asignación gratuita de este scrip dividend se asignen a los accionistas de Telefónica que aparezcan legitimados como tales el 16 de noviembre de 2016, siendo el lunes 14 de noviembre la última fecha de contratación para tener derecho a participar en él.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING