Domingo, 29.03.2020 - 17:27 h

Ángel de Cabo, el empresario que compra lo que nadie quiere

  • El empresario valenciano ha sido detenido esta mañana, dentro de la misma operación en la que también se ha arrestado a Díaz-Ferrán.
  • Además de Viajes Marsans, ha adquirido en los últimos tiempos Teconsa y Nueva Rumasa.
Los Ruíz Mateos venden Nueva Rumasa al empresario que compró Viajes Marsans

De Ángel de Cabo poco se conoce. Su nombre ha sido en ocasiones anteriores motivo de actualidad y ahora, con su arresto dentro de la operación que ha llevado a detener al ex presidente de la CEOE, Gerardo Díaz-Ferrán, este empresario valenciano (su procedencia es de lo poco que se ha hecho público) vuelve a ser noticia.

Hasta ahora, el interés hacia su persona se debía a su afición por adquirir empresas que nadie quería. Y no sólo eso, sino que era empresas a las que poco se les podía sacar, ya que se encuentran en concurso de acreedores. Ocurrió con Teconsa (Tecnología de la Construcción), de la que se hizo cargo en septiembre de 2009 y poco antes con la sevillana (también dedicada al ladrillo) Azagra.

Fundada en los años ochenta por José Martínez Núñez, Teconsa fue víctima del estallido de la burbuja inmobiliaria y contaba con delegaciones en la Comunidad, Castilla-La Mancha, Madrid, Cantabria, Asturias, Galicia, Levante y Andalucía.

En el momento de entrar en quiebra daba empleo a unos 700 trabajadores y se le llegó a vincular con la trama Gürtel. La sociedad de Ángel del Cabo apenas pagó por esta empresa y aún negocia con los acreedores el pago de la deuda.

Nueve meses después, Ángel de Cabo volvió a aparecer para hacerse con Viajes Marsans, un bocado mucho más mediático que el anterior. Esta vez lo hizo a través de una empresa recién constituida, Posibilitum Business, que pagaría unos 600 millones de euros por la compañía dirigida por el expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán.

Esta primavera, la juez encargada del concurso de acreedores de la empresa turística apartaría a Ángel de Cabo de la gestión de la firma tras un polémico enfrentamiento. No en vano, el administrador concursal de Viajes Marsans, Edorta Etxarandio, llegó a calificar a Posibilitum y Shatter Proof de "sociedades pantalla" para esconder a su verdadero administrador de hecho, el empresario Ángel de Cabo, según recogió Europa Press.

A finales de abril, Viajes Marsans quedaba completamente liquidada y sólo abonaba las deudas contraídas con los trabajadores, la Seguridad Social y los gastos del proceso concursal.

En agosto del año pasado, poco antes de que se conociera el acuerdo definitivo con la familia Ruiz Mateos para la compra de Nueva Rumasa, el nombre de Ángel de Cabo se vinculó a la compra de las bodegas del grupo y de algunos negocios turísticos. Las previsiones se quedaron cortas: finalmente, fue a por todo el pastel, valorado en unos 1.500 millones.

De los cero euros de Teconsa a los 600 de Marsans y los 1.500 de Nueva Rumasa. De Ángel de Cabo poco se conoce, excepto que cada vez ha buscado comerse negocios más importantes. Aunque al final parece habérsele indigestado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING