Siemens y Alstom se unen para crear una potencia europea del ferrocarril

Siemens y Alstom han anunciado la firma de un acuerdo para fusionar sus operaciones ferroviarias y crear una potencia europea del ferrocarril y así competir con el gigante asiático. 

La compañía resultante, Siemens Alstom, prevé un volumen de negocio de 15.300 millones de euros y sinergias de 470 millones de euros al cuarto año.

Te interesa leer: Renfe se garantiza el monopolio en Cercanías y Regionales hasta 2027.

Siemens y Alstom se unen para crear una potencia europea del ferrocarril

El grupo industrial alemán Siemens y su rival francés Alstom han anunciado este martes la firma de un protocolo de acuerdo para fusionar sus operaciones ferroviarias y crear así una potencia europea del ferrocarril.

En un comunicado conjunto, han anunciado "la firma de un protocolo de acuerdo que garantiza la exclusividad para que sus actividades de movilidad se unan en una fusión entre iguales" con el objetivo de crear una potencia europea que pueda hacer frente a la competencia internacional, sobre todo al fabricante chino CRRC Corp, corporación resultante de la fusión de las dos principales empresas del ramo del país.

En virtud del mismo, Siemens controlará el 50% de la sociedad y tendrá el apoyo del Gobierno francés, que controla el 20% de Alstom a través de Bouygues. El presidente ejecutivo será Henri Poupart-Lafarge, actual director ejecutivo de Alstom. La nueva entidad resultante, Siemens Alstom, prevé un volumen de negocio de 15.300 millones de euros y las sinergias se calculan en unos 470 millones de euros al cuarto año tras el cierre de la operación.

Esta fusión, según el presidente ejecutivo de Siemens, Joe Kaeser, envía "una fuerte señal" al crear "un nuevo gigante europeo del sector de los ferrocarriles para el largo plazo" ante la aparición de "un actor dominante en Asia" que ha cambiado la dinámica del mercado global.

La sede mundial del grupo y el equipo directivo del negocio de material rodante se situarán en la región de París, mientras que la sede de Mobility Solutions estará en Berlín, Alemania. El Consejo de Administración de la nueva empresa contará con seis consejeros nombrados por Siemens, cuatro consejeros independientes y el consejero delegado.

El acuerdo está pendiente de la aprobación de los reguladores y de los comités de empresa, por lo que se espera que esté concluida a finales de 2018. En caso de que Alstom decidiera no continuar con la operación, tendría que pagar una indemnización de ruptura de 140 millones de euros.

Este acuerdo supone un duro revés para la canadiense Bombardier, en negociaciones con Siemens para constituir una alianza con sus respectivos negocios de fabricación de trenes.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios