El paro cae en 1.836 personas

El empleo tropieza en el 'Black Friday' y registra el peor noviembre en cinco años

La afiliación al comercio no logra compensar la caída de más de 100.000 cotizantes en la hostelería, en un mes de escasa actividad turística.

No ha sido un buen mes de noviembre para el mercado laboral. Aunque el paro ha caído –y esto es siempre una buena noticia– lo ha hecho muy levemente, con apenas 1.836 desempleados menos que el mes anterior. Mientras, ni la contratación del comercio para reforzar las plantillas de cara a la campaña del 'Black Friday' –hasta sumar 18.072 nuevos trabajadores en el sector–, ni la incorporación de 31.503 profesionales en la Educación tras el inicio del curso académico han logrado compensar la fuerte caída de la afiliación en la hostelería, donde se han perdido 105.727 empleos en un mes de escasa actividad turística, en tierra de nadie entre el cierre de la temporada veraniega y las vacaciones de Navidad. 

En total, la Seguridad Social perdió 47.449 afiliados en el que ha sido el peor mes de noviembre de los últimos cinco años. Tras la sorpresa de octubre, cuando el sistema incorporó 130.360 cotizantes, récord histórico en este mes de toda la serie histórica, el empleo ha tropezado en un mes que suele ser poco favorable para el mercado laboral. Por su parte, han abandonado la cola del paro algo más de 1.800 personas, un descenso que contrasta con las subidas de los dos años anteriores, pero que se queda muy lejos del buen registro en momentos de bonanza económica, como en 2015, cuando el desempleo se redujo en más de 27.000 personas.

A lo largo de la serie histórica, que arranca en 1996, la evolución del paro registrado en esta época del año siempre ha sido desfavorable, salvo en los ejercicios 2013, 2014 y 2015, cuando se anotaron descensos. El año pasado subió en 7.255 personas y en 2016 se inscribieron en las oficinas públicas 24.841 parados en noviembre.

Del lado de la afiliación, este fue un mes nefasto durante los años de la crisis, con fuertes caídas entre 2008 y 2013. Los dos años siguientes, la Seguridad Social registró ligeros ascensos, para volver a perder empleo en los meses de noviembre de 2016 y 2017, con 32.832 y 12.773 cotizantes menos, respectivamente.

Ahora, la creación de empleo se quiebra y España vuelve a alejarse de los 19 millones de ocupados, al cerrar noviembre con una media de 18.945.624 afiliados a la Seguridad Social. Del otro lado del mercado, todavía quedan 3.252.867 parados inscritos en el Sepe.

¿Qué ha sucedido en el penúltimo mes del año? Mucho tiene que ver que esta es una época de escasa actividad turística. Prueba de ello es que el desempleo se redujo en la Industria en 1.448 personas; en Agricultura y Pesca, en 370; en Construcción, en 155; y en el colectivo sin empleo anterior en 7.955. Por el contrario, aumentó en Servicios en 8.092 personas que se fueron al paro ante la escasez de demanda.

Al mismo tiempo, la Seguridad Social incorporó afiliados en Educación, que sigue contratando profesionales tras el inicio del curso académico (31.503) y Comercio, Reparación de Vehículos de Motor y Motocicletas (18.072); Construcción (8.187) y Administración Pública y Defensa (7.230) e Información y Comunicaciones (5.361); mientras que perdió una gran cantidad de cotizantes, como comentábamos, en Hostelería (-105.727) y Agricultura, Ganadería, Caza, Selvicultura y Pesca (-4.228).

Agotamiento del mercado

En términos interanuales, el agotamiento del mercado laboral se deja sentir en los datos de afiliación, con 527.868 empleados más que hace un año, una cifra muy inferior a los 637.232 que se acumulaban en noviembre de 2017, cuando el empleo crecía a un ritmo del 3,6% (ahora no alcanza el 2,9%). Lo mismo sucede con el desempleo, que se reduce este noviembre a un ritmo del 6,3%, dos puntos menos que hace un año, cuando lo hacía a un ritmo superior al 8,3%.

Respecto a los contratos registrados en noviembre, los indefinidos crecen mucho más que los temporales en términos anuales (un 15,7%, frente al 1,3%), sin embargo, estos últimos siguen suponiendo cerca del 90% del total de los más de 1,8 millones de contratos firmados en el mes.

Ante estos datos, UGT ha indicado que la "mejora relativa" del paro en noviembre esconde una "elevada precariedad y parcialidad" debido al tipo de empleo que se está creando, fundamentalmente contratos temporales y a tiempo parcial, en su mayoría involuntarios, con remuneraciones más bajas. El sindicato destaca que únicamente el 6,2% de los contratos firmados en noviembre son indefinidos a tiempo completo, y valora que, tras dos años de ascensos del paro en noviembre, 2018 vuelve a recoger el comportamiento estacional que muestra este mes por el inicio de la campaña navideña, con un aumento de afiliación en las actividades de comercio.

Desde el Ministerio de Trabajo sostienen, no obstante, que "se mantiene el ritmo sostenido de creación de empleo" y destacan la evolución de las mujeres en el mercado laboral: alcanzan las 8.783.252, lo que supone el 46,36% del empleo total y el segundo mejor dato junto a octubre desde que se tienen registros.

Ahora en Portada 

Comentarios