Sábado, 07.12.2019 - 12:44 h
Sentencia del Supremo

Gas Natural debe pagar casi 14 millones en impuestos a las arcas de Barcelona

Se trata del impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras por la Central Térmica de Ciclo Combinado en el puerto de la ciudad.

Central Eléctrica de Ciclo Combinado en el Puerto de Barcelona (Foto: Antón Osolev/ CC BY 2.07Wikipedia)
Central Eléctrica de Ciclo Combinado en el Puerto de Barcelona (Foto: Antón Osolev/ CC BY 2.07Wikipedia)

El Tribunal Supremo ha ratificado una sentencia del TSJC que condena a la empresa Gas Natural, ahora Naturgy, a pagar 13.783.250 euros al Ayuntamiento de Barcelona por el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO) por la construcción de la Central Térmica de Ciclo Combinado en el Puerto de Barcelona.

El Sección Primera de la Sala del Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha emitido una providencia en la que no admite a trámite la reclamación de Gas Natural contra la liquidación practicada por la inspección de Hacienda municipal y condena también a la compañía de gas a pagar las costas y los intereses de demora por el impago de este impuesto.

Fuentes de Naturgy han anunciado a Efe que van a recurrir la decisión del Supremo porque entiende que "no pone fin al procedimiento", que se remonta a 2008, ya que considera que el ayuntamiento no aplica "la base imponible correcta, esto es, el coste de la obra civil y no otros costes subsiguientes del desarrollo industrial, como los gastos generales".

Un largo proceso

El ayuntamiento inició actuaciones inspectoras para la regularización tributaria de la ICIO por esta obra y constató que su coste inicial era de más de 440 millones de euros. La constructora alegó que el coste total de ejecución había sido muy inferior, ya que se firmó con la modalidad de 'llaves en mano' y no disponían de facturas ni certificados de obras sobre el coste exacto. 

Explicaron que esta documentación estaría en poder de los contratistas, algunos de ellos con sede social al extranjero, y subcontratistas. Las alegaciones se resolvieron a finales de noviembre del 2012, deduciendo solo aquellas partidas que no debían de formar parte del coste de ejecución y que sí que habían sido debidamente acreditadas, además de las cantidades ingresadas por anticipado junto a la solicitud de licencia. La liquidación del impuesto resultante fue de 13.783.250 euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING