Lunes, 21.10.2019 - 13:04 h
La empresa anuncia que recurrirá

Competencia multa a Naturgy con 1,2 millones por no aclarar un alza del recibo

La CNMC denuncia infracción grave por comunicar un cambio de contrato a 48.700 clientes sin avisar que ello subiría el precio entre el 8% y el 14%.

Francisco Reynés, presidente de Naturgy
Competencia multa a Naturgy con 1,2 millones por no aclarar un alza del recibo. / L.I.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia continúa con su ofensiva contra la forma en que algunas empresas de suministro eléctrico están aplicando sus tarifas y  ha anunciado una multa de 1,2 millones de euros para Gas Natural Servicios, S.A. (actualmente denominada Naturgy Iberia, S.A.) por incumplir las medidas de protección al consumidor, recogidas en la Ley del Sector de Hidrocarburos y con carácter de infracción grave.

Durante la instrucción del expediente, la CNMC ha comprobado que "la compañía ofertó a 48.700 clientes que tenían contratada una tarifa referenciada a la Tarifa de Último Recurso, a otra tarifa denominada 'Estable'. Lo hizo sin indicar con claridad su repercusión económica, y sin informar al consumidor de que la nueva tarifa suponía un incremento en el precio del suministro".

Según ha comprobado la CNMC, "la nueva oferta suponía un incremento de la factura de entre un 8% y un 14% (entre 30 y 42 euros al año, según el consumo del punto de suministro). Además, Naturgy indicaba que la nueva tarifa se aplicaría de manera automática en la próxima renovación, salvo que el cliente llamara a un teléfono gratuito solicitando mantener la tarifa actual. Además, Naturgy indicaba que la nueva tarifa se aplicaría de manera automática en la próxima renovación, salvo que el cliente llamara a un teléfono gratuito solicitando mantener la tarifa actual".

La CNMC ha insistido en que las comercializadoras de electricidad y gas natural "deben cumplir los requisitos fijados por la Ley cuando formalizan sus contratos y muy especialmente cuando se trata de consumidores vulnerables".

Natrugy ha  reaccionado rápidamente ante la sanción de la CNMC anunciando que recurrirán una resolución que califican de "injusta". La compañía señala que el procedimiento de renovación de los contratos objetos de la denuncia tomaba como referencia el precio de la llamada Tarifa de Último Recurso (TUR), un valor que varía cada tres meses en función a la cotización del petróleo Brent y del mercado de futuros del crudo en el Reino Unido.

La antigua Gas Natural ofreció, según añaden desde la empresa, tres opciones para el nuevo año contractual que consistían en un precio fijo a salvo de variaciones, la posibilidad de seguir manteniendo la referencia a la TUR o, en última instancia, la alternativa de contratar con otro comercializador: "Consideramos que hemos mantenido una actitud transparente con una comunicación directa y  debida con los consumidores", añaden fuentes de la entidad que preside Francisco Reynés.

Recientemente, la CNMC multó a Iberdrola Clientes y a EDP Energía por incumplir los requisitos de contratación con los clientes con un total de 70.000 euros. A Endesa Energía, S.A con 260.000 euros, al no poder acreditar el consentimiento expreso de 17 clientes para cambiar de compañía; y por haber formalizado un cambio de comercializador de electricidad sin el consentimiento de un particular.

El pasado enero, la CNMC sancionó a Endesa con 30.000 euros, por el cambio decomercializador sin consentimiento de un consumidor que tenía derecho al bono social. A finales del año pasado, la compañía fue sancionada con un total de 120.000 euros por dar de alta a clientes sin contar con su consentimiento. Meses antes, la CNMC le impuso otra multa de 30.000 euros por una práctica similar. Adicionalmente, en 2017 la Comisión multó a cuatro comercializadoras de electricidad y gas natural (Endesa Energía, S.A.U., Iberdrola Clientes, S.A.U., Gas Natural Servicios, SDG, S.A. y Viesgo Energía, S.L.) con un total de 155.000 euros

por las mismas prácticas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios