Miércoles, 26.06.2019 - 10:46 h
Afecta a 280.000 trabajadores

Hacienda asume la vía Montoro: los vales de comedor son un sueldo y deben cotizar

El Congreso reclamó al Gobierno de Sánchez que los 'ticket restaurant' de hasta 11 euros no computen en la base de cotización de la Seguridad Social.

Hacienda asume la vía Montoro: los vales de comedor son un sueldo y deben cotizar
Hacienda asume la vía Montoro: los vales de comedor deben cotizar. / José González

El Ministerio de Hacienda que dirige María Jesús Montero asume el criterio del anterior Gobierno del PP y seguirá exigiendo que los vales y tarjetas de comedor computen en la base de la cotización a la Seguridad Social. El Ejecutivo de Pedro Sánchez no modificará, por tanto, el régimen para unos cheques que ya están exentos de pagar IRPF hasta los 11 euros y de los que se benefician hasta 280.000 trabajadores en nuestro país. Se mantendrá, por tanto, la medida que implantó Cristóbal Montoro en los años más duros de la crisis.

"Actualmente no forma parte de la agenda del Gobierno la modificación de la normativa vigente con respecto a la composición de la base de la cotización". Es la respuesta que ofrece el Ministerio de Hacienda a una pregunta parlamentaria formulada por el diputado del PDeCAT, Carles Campuzano, y a la que ha tenido acceso La Información. El diputado catalán quería saber cuándo el Ejecutivo socialista iba a "hacer efectivo el mandato del Congreso de los Diputados en relación a los denominados vales de comida hasta once euros para que no computen en la base de la cotización a la Seguridad Social". Y la respuesta es no, al menos de momento.

Efectivamente, la Comisión de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social reclamó al Gobierno el pasado mes de noviembre que eliminara esa cotización en los 'ticket restaurant'. Fue una iniciativa de Unidos Podemos, Ciudadanos y PDeCAT a partir de una proposición no de ley de esta última formación y que salió adelante en la Cámara Baja gracias a la abstención de PP y PSOE.

Sin embargo, para Hacienda, "la base de cotización está constituida por la remuneración total que con carácter mensual tenga derecho el trabajador" y en la que se incluyen los vales de comida. A estos efectos va a seguir considerando remuneración "la totalidad de las percepciones recibidas por los trabajadores, ya sean en dinero o en especie". De esta forma se incluyen expresamente "el cómputo de los gastos de comida como parte integrante de la base de cotización, independientemente de su cuantía".

441 millones de recaudación

Fue el 22 de diciembre de 2013 cuando el Gobierno del PP aprobó un decreto obligando a que los vales de comida computaran en la base de la cotización a la Seguridad Social. Desde entonces los empresarios han luchado por recuperar esta exención fiscal, aunque no han tenido ningún éxito, ni con el Gobierno de Rajoy ni con el de Sánchez.

Los empresarios han llegado a poner cifras al impacto que supondría esta medida ahora rechazada: beneficiaría a 280.000 trabajadores y supondría la creación de 14.424 puestos de trabajo estables en cinco años. Es el resultado del 'Estudio de Impacto de los Vales y Tarjetas de Comida', elaborado por la CEOE en colaboración con la Asociación Española de Empresa de Vales de Comida y Otros Servicios (Aeevcos).

En el ámbito macroeconómico supondría para la recaudación de la Seguridad Social un saldo positivo en términos netos, ya que los ingresos que generarían los nuevos puestos de trabajo generarían 441 millones de euros adicionales a la recaudación actual, que se sitúa en 541 millones de euros. El mismo informe también concluye que tendría un coste cero para la Administración General del Estado.

Es más, según estas estimaciones (en base a un IRPF del 25% y un sueldo medio), si un empleado utilizara vales de comida a diario de lunes a viernes ahorraría una media de 432 euros al año. "La medida por tanto favorece principalmente a las clases trabajadoras y medias, con salarios de hasta 45.000 euros al año", destacan los empresarios. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios