La exposición al ladrillo de CAM ronda 17.500 millones con una mora del 40 %

La Caja del Mediterráneo (CAM), intervenida por el Banco de España, tiene un riesgo al sector de la construcción y la promoción inmobiliaria que ronda los 17.500 millones de euros, con una morosidad superior al 40 %.

Madrid, 21 sep.- La Caja del Mediterráneo (CAM), intervenida por el Banco de España, tiene un riesgo al sector de la construcción y la promoción inmobiliaria que ronda los 17.500 millones de euros, con una morosidad superior al 40 %.

Según la información enviada hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la caja alicantina, que perdió 1.136 millones en la primera mitad de 2011, tenía concedidos 2.958 millones a constructoras y 14.500 millones al sector inmobiliario.

De esos préstamos a empresas del "ladrillo", más del 40 % o unos 7.117 millones de euros, habían entrado en mora a cierre de junio.

Sin embargo, si se tiene en cuenta la finalidad de los préstamos concedidos por la CAM, las empresas destinaron exclusivamente a la promoción inmobiliaria 12.677 millones, con una morosidad superior al 50 %.

El informe remitido al supervisor y que incluye una revisión por parte de la auditora KPMG detalla además que la cartera crediticia total de la CAM en España ascendía a 49.577 millones, con una morosidad superior al 19,5 %.

Según fuentes financieras consultadas por Efe, la exposición de la CAM al sector de la construcción y la promoción inmobiliaria es una de las principales preocupaciones de los bancos que están dispuestos a presentar ofertas al Banco de España para participar en la subasta de la entidad.

Además, hay que tener en cuenta que el grupo tiene más de 9.900 millones de euros clasificados como dudosos, para los que dispone de unos fondos específicos para cubrir deterioros de 3.903 millones, lo que supone una cobertura media del 39,4 %.

Sin embargo, la CAM destaca que en la primera mitad de 2011 clasificó 3.776 millones de euros como activos de riesgo "subestándar" porque aún están al corriente de pago pero presentan alguna debilidad que podría degenerar en un impago.

Para cubrir el deterioro de estos 3.776 millones, la entidad cuenta con unos fondos específicos de 675 millones.

Por último, la caja apenas cuenta con unas provisiones genéricas para pérdidas por deterioro de inversiones crediticias, ya que sólo dispone de 142 millones de euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING