Empleo

Eres autónomo, ¿sabes si necesitas un seguro de responsabilidad civil?

El seguro de responsabilidad civil no es obligatorio para el autónomo, pero puede resultarle muy útil dependiendo de su desempeño profesional

Seguro de responsabilidad civil para autónomos
Abogados, corredores de seguros e intermediarios financieros son algunos de los profesionales para los que es obligatorio este seguro. / Nensuria / Freepik

La responsabilidad civil es la obligación que existe de reparar el daño causado a otro, tanto si hay contrato (responsabilidad contractual) como si no  (responsabilidad extracontractual). Su fundamento es el de reparar el desequilibrio que se haya producido entre antes y después del perjuicio. 

El trabajador autónomo asume por regla general muchos riesgos y está sujeto a la posible obligación de reparar los daños que se puedan ocasionar a otro, exista o no contrato. El trabajador debe considerar que por el mero hecho de ejercer una actividad por la que se obtiene un beneficio se puede ocasionar un daño y por eso aunque el seguro de responsabilidad civil no es obligatorio, puede ser útil y queda a criterio del autónomo si se contrata o no.

Actividades en las que es obligatorio

La obligatoriedad depende la actividad económica que se realice, y es imprescindible por ejemplo para profesionales sanitarios que trabajan en asistencia sanitaria privada, entidades de titularidad privada o personas jurídicas que hagan servicios sanitarios, para abogados, corredores de seguros, intermediarios financieros o administradores concursales

Otras actividades económicas que necesitan un seguro obligatorio de responsabilidad civil son las empresas de transporte público colectivo como la actividad de transporte escolar, las agencias de viajes, los promotores de festejos taurinos y los promotores de espectáculos pirotécnicos.

Casos en los que es recomendable

Esta cobertura por responsabilidad civil también es recomendable si se cuenta con un negocio de cara al público. De esta manera no se responderá personalmente si alguien reclamara daños y perjuicios si le ocurriese algo en las dependencias de la empresa. Si sucediese algo las indemnizaciones estarán cubiertas, lo que puede resultar muy tranquilizador para el autónomo.

Además de cubrir las indemnizaciones hasta el límite contratado, los se-guros de responsabilidad civil para profesionales suelen incluir entre sus coberturas otras como la prestación de fianzas judiciales o la propiedad intelectual, por lo que conviene tenerlos presentes en actividades en las sea interesante incluir estos aspectos aunque no se trabaje de cara al público.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios