Domingo, 18.08.2019 - 01:36 h
400 más que la Premier

LaLiga tira la casa por la ventana: gasta 1.150 millones en fichajes en 20 días

Solo Real Madrid, Atlético y Barça se han gastado 780 millones. Nunca el fútbol español había superado los 1.000 millones en compras en el mercado.

Gráfico de los fichajes de LaLiga. /Nerea de Bilbao
                                                

Los clubes de LaLiga Santander tiran la casa por la ventana y en apenas veinte días desde que se abrió la ventana de mercado ya se han gastado 1.150 millones de euros en fichajes, superando por primera vez los 1.000 millones de euros en un verano. Y todavía quedan más de 40 días para poder fichar hasta que el 2 de septiembre se eche el cierre al mercado. Entre las cinco ligas más potentes del Viejo Continente la españolas es, con diferencia, la más activa en el mercado veraniego y le siguen en gasto la Serie A italiana, con un gasto de 825 millones, la Premier, que ha fichado por un valor de 757 millones, la Bundesliga alemana en cuarta posición con 548 millones de gasto, y la Ligue 1 francesa, que ha invertido 291 millones.

El mercado futbolístico está que arde en España y eso que todavía faltan por concretarse, si finalmente lo hacen, algunas operaciones de las grandes, como el posible fichaje del francés Pogba por el Real Madrid, por el que el Manchester United pide 200 millones de euros, o la posible vuelta de Neymar al Barça, tasado en un precio similar por su actual club, el Paris Saint Germain. Lo cierto, a día de hoy, es que LaLiga se ha vuelto ‘loca’ y ha batido todos sus récords en inversión, ya que jamás había roto en un verano la barrera de los 1.000 millones. Hay que tener en cuenta que en 2018 los clubes de laLiga se gastaron 866 millones de euros, 600 en 2017 y 490 en 2015. Bien es cierto que los equipos españoles también están vendiendo este verano y han ingresado por traspasos 796 millones de euros. En total, hasta este viernes 19 de julio, se habían dado en la primera división española 263 altas de futbolistas y 197 bajas.

El desembolso es de tal magnitud que LaLiga acapara cinco de los diez traspasos más caros que se han producido en el fútbol mundial desde que se abriera el mercado el pasado 1 de julio: Joao Félix (126 millones), Griezmann (120), Hazard (100), De Jong (75) y Jovic (60). Sólo De Ligt (Juventus, 85,5), Lucas Hernández (Bayern, 80), Rodrigo (Manchester City, 70), Ndombelé (Tottenham, 60) y Wan-Bissaka (Manchester United, 55) se han situado en el ‘top ten’ de traspasos en otras ligas.

Decía esta semana el entrenador del Liverpool, actual campeón de Europa, Jürgen Klopp, que solo veía a cuatro clubes en Europa capaces de gastarse 200 o 300 millones en fichajes: "La gente habla. ¡300 o 200 millones en fichajes! Puede que haya dos clubes en el mundo que pueden hacerlo cada año, City y PSG. Y ahora también Barcelona y Real Madrid”, aseguraba el técnico alemán. Aunque, como vamos a ver, es una verdad a medias.

De momento, sólo se han gastado más de 200 millones en fichajes los tres grandes españoles: Real Madrid, que encabeza la lista con 303 millones por las compras de Hazard, Jovic, Militao, Rodrygo y Mendy, el Barça con 237 y cuyos principales desembolsos han sido Griezman (120) y el holandés De Jong (75), y el Atlético de Madrid, que se ha gastado 243 millones de euros y ha protagonizado el traspaso más caro del verano pagando 126 millones al Benfica por la joven promesa Joao Félix. Además, ha contratado a Marcos Llorente (30), Mario Hermoso (25), Kieran Trippier (22), Felipe (20), Renan Lodi (20) e Ivan Saponjic (0,5). Bien es cierto que el club colchonero es el único que cuenta con un balance favorable entre ventas y fichajes ya que ha traspasado jugadores por un valor total de 311 millones, ya que solo por Griezman, Rodri, Lucas Hernández y Gelson Martins ha ingresado en sus arcas 300 millones.

Decíamos que Klopp erraba en cierta manera su apreciación sobre los clubes más derrochadores porque, hasta ahora, el City de Guardiola apenas se ha gastado en este mercado 85,10 millones de euros, principalmente pagando la cláusula de Rodrigo al Atlético de Madrid, y el PSG solo se ha ‘rascado el bolsillo’ para soltar 50 millones de euros. Además de los tres grandes españoles, que encabezan la clasificación europea en fichajes, el ‘top ten’ lo completan la Juventus de Turín (151,5 millones), Borussia Dortmund (127,5), Sevilla (124), Bayern Múnich (118), el primer club inglés en la lista, el recién ascendido Aston Villa (101), AS Roma (97) y el Manchester City (90).

Para encontrar al siguiente club español en la lista europea de gasto, según la clasificación que establece Transfermarkt, hay que ir hasta el puesto 17, donde se sitúa el Valencia con 63 millones gastados, el Betis en el lugar número 32 con 41 millones y la Real Sociedad y el Celta, que se han gastado 21 millones de euros y que se sitúan en los puesto 52 y 53 entre los más derrochadores. Hasta ahora solo hay un club en España que no ha gastado un solo euro en fichajes, el Athletic de Bilbao, que apenas ha incorporado a su plantilla a tres jugadores del filial.

Las razones de este enorme desembolso de LaLiga hay que buscarlas en la renovación de sus plantillas que están llevando a cabo los dos clubes de la capital, Real Madrid y Atlético, tras sus ‘mediocres’ campañas en el pasado ejercicio y en el empeño del Barça en conquistar la Champions, que no logra desde 2015. Entre los tres acaparan el 75% de los fichajes del fútbol español. De cualquier manera, el ‘efecto rebote’ de los tres grandes se ha dado en otros clubes españoles que también han entrado con fuerza en el mercado como el Sevilla, de la mano del ‘mago’ Monchi, o Valencia, que tras años de zozobra ha recobrado músculo económico de la mano de sus éxitos deportivos, ganó la última Copa del Rey, y de su dueño asiático, el magnate de Singapur, Peter Lim. Incluso, alguno de los recién ascendidos, como Osasuna, ha realizado uno de los mayores esfuerzos económicos de su historia, gastándose por ahora 10,5 millones en su vuelta a la élite.

Para comprender tamaño desembolso de LaLiga hay que tener en cuenta que la competición española ha superado la barrera de los 3.000 millones de ingresos en la temporada 2017-18, hasta alcanzar los 3.073 millones, aunque ha sido superada por la Bundesliga (3.168) y la Premier (5.440), según el informe de la consultora Deloitte Annual Review of Football Finance, que analiza el impacto económico y comercial de las principales ligas de fútbol en Europa. De cualquier manera, se prevé que LaLiga recupere el segundo puesto en la temporada 2019-20, coincidiendo con el nuevo ciclo de comercialización de derechos en España. Hay que tener en cuenta que la Premier tiene unos ingresos por tv de 3.000 millones de euros anuales (y un reparto más equitativo que el que hay en España), por los 1.500 que ingresa LaLiga o los 1.100 millones de la Bundesliga alemana y la Serie A italiana.

El fútbol español, igualmente, no se ha quedado quieto y pretende recuperar, a golpe de talonario, su hegemonía deportiva en Europa, arrebatada en la temporada 2018-2019 por la Premier League, que logró copar con Liverpool, Tottenham Hotspur, Chelsea y Arsenal, las finales de los dos principales torneos europeos. Hay que tener en cuenta que desde el año 2013 no se daba una situación como la de esta pasada temporada en la que no hubiera ni un solo club español en las finales de la Champions y la Europa League y los clubes de LaLiga se han lanzado al mercado para recuperar el dominio perdido.

Sea como fuere, el mercado futbolístico se ha vuelto loco en España y produce situaciones rocambolescas como la que ha vivido el canterano del Barça, Marc Cucurella, que nos hace pensar que, en el fondo, los futbolistas no dejan de ser para algunos más que mera mercancía. Cucurella estaba cedido por el Barça al Eibar la pasada temporada y hace 15 días el club guipuzcoano hizo efectiva la cláusula de compra de 2 millones de euros para hacerse con los derechos definitivos del futbolista. Pero el equipo barcelonés se guardó en la operación otra opción de recompra, por 4 millones, que hizo efectiva este mismo martes. Cucurella no duró en la plantilla del Barça ni dos días porque el jueves los 'culés' lo cedieron al Getafe con una opción de compra obligatoria de 6 millones de euros por parte del club del sur de Madrid al final de la campaña 2019-2020. ¡Ver para creer!

Ahora en Portada 

Comentarios