Miércoles, 22.05.2019 - 09:28 h
Según el Banco de España

Las familias tiran de crédito bancario y su deuda vuelve a crecer a niveles precrisis

El endeudamiento con las entidades alcanzo los 712.011 millones, 9.500 millones más en sólo un mes, el ritmo de crecimiento más alto desde 2007.

Las familias redujeron en julio su deuda con la banca en 8.500 millones
Las familias vuelven a endeudarse a ritmos similares a los que se registraban antes de la crisis. / Efe

Las familias vuelven a endeudarse a ritmos similares a los que se registraban antes de la crisis, un cambio de tendencia que se ha ido afianzando durante los últimos meses. Durante la recesión, los españoles se centraron en el pago sus deudas, por lo que se redujo drásticamente la concesión de préstamos.

Sin embargo, en los últimos meses se constata que los bancos y entidades financieras de crédito conceden más préstamos al consumo y se contratan más tarjetas de crédito y un aumento de la confianza de los ciudadanos, dispuestos a endeudarse más. 

La deuda de las familias con las entidades financieras creció un 1,34% en junio, hasta 712.011 millones, un aumento cercano a 9.500 millones en sólo un mes, lo que supone el ritmo de crecimiento más alto desde octubre de 2007. 

Esta subida se debió especialmente al repunte del 4,77% de las deudas relacionadas con el crédito al consumo, que pasaron de 177.835 millones a 186.314 millones, máximos de diciembre de 2012.

Según los datos facilitados por el Banco de España, en junio también aumentaron las deudas hipotecarias, desde los 524.728 millones de mayo a 525.696 millones a cierre de junio, un 0,18 % más.

La deuda de las empresas se mantiene estable

Por su parte, las empresas redujeron ligeramente su deuda en el mes de junio. En concreto, la deuda de las empresas se situó en 880.815 millones de euros, prácticamente la misma cifra que un mes antes (880.959 millones), pero un 2,5% menos que en el mismo mes del año pasado. La cifra supone el nivel más bajo de deuda empresarial desde junio de 2006.

La ligera reducción de la deuda empresarial en junio se explica, fundamentalmente, por la bajada de los valores distintos de acciones y por el descenso de los préstamos del exterior, mientras que, por el contrario, subieron los préstamos de entidades de crédito residentes.

En concreto, los créditos de entidades residentes crecieron hasta los 498.885 millones de euros, aún por debajo de la cifra de 519.294 millones del mismo mes del año anterior, al tiempo que los valores distintos de acciones bajaron hasta los 97.926 millones, también por encima de la cifra de hace un año (94.257 millones).

Por último, los préstamos del exterior también cayeron respecto al mes anterior, hasta los 284.004 millones, frente a los 286.526 millones de mayo, y respecto a hace un año, cuando los créditos se situaron en 290.387 millones.

Ahora en Portada 

Comentarios