Miércoles, 24.04.2019 - 08:15 h
La diferencia es de 561 euros

Las nuevas pensiones se disparan y son ya un 62% superiores al SMI de Sánchez

Tras un progresivo acercamiento, en febrero se produjo un cambio de tendencia por el espectacular aumento de la cuantía de las altas de jubilación. 

Evolución SMI y pensiones

El último Consejo de Ministros de 2018 daba luz verde a la mayor subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) desde 1977, el año en que se celebraron las primeras elecciones generales, hace ya casi 42. El Ejecutivo de Pedro Sánchez establecía un SMI de 900 euros mensuales -en 14 pagas-, que suponía un aumento del 22,3% que fue bien recibido por los trabajadores, pero que no estaba exento de importantes riesgos para el empleo. De hecho, el propio secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, reconocía que ante la importante subida de retribuciones algunos empresarios podrían optar por "contratar en vez de a 20 trabajadores a 18 trabajadores".

Pese al gran esfuerzo realizado, el incremento de los sueldos más bajos no ha conseguido reducir la brecha con las nuevas pensiones contributivas, fundamentalmente por el espectacular alza de estas en los dos primeros meses del año. Los últimos datos aportados por la Seguridad Social muestran que la prestación media de las altas de jubilación en febrero alcanzó los 1.461,97 euros, lo que supone 561 euros frente a los 900 fijados para el salario mínimo, un 62% más. Tras cinco años en los que la brecha se había ido cerrando, fundamentalmente por el aumento del SMI, el segundo mes del año muestra una nueva tendencia, en la que las distancias vuelven a aumentar.

Según los datos disponibles, entre los ejercicios 2015 y 2018, la prestación de las altas iniciales de jubilación se ha ido reduciendo ligeramente, pasando de 1.342 euros a 1.311 en el último año de ese periodo, hasta el repunte de los dos primeros meses de 2019. Mientras, el salario mínimo, con actualizaciones todos los años, ha evolucionado de los 693,4 euros de 2015 a los 735,9 de 2018. A partir del 1 de enero del presente año se estableció en 900 euros, una importante cantidad que sin embargo no ha podido contrarrestar la subida de las nuevas jubilaciones.

Las nuevas pensiones de jubilación también se acercan cada vez más al sueldo medio bruto que recogen las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística (INE). Así, los últimas cifras disponibles sitúan éste en  22.668 euros anuales o 1.619 euros en 14 pagas, como las pensiones. Comparado con el sueldo más habitual, el que tienen más del 30% de los españoles, las nuevas prestaciones de jubilación superan ampliamente esta retribución, que se sitúa en 1.054 euros -en 14 pagas- y también el salario mediano -el que cobran la mitad de los españoles- que en 2017 fue de 1.363 euros. 

¿Por qué suben las nuevas nóminas de los pensionistas?

Una parte importante del incremento de la cuantía de las nuevas prestaciones de jubilación tiene que ver con la aprobación por parte del Gobierno de la revalorización de un 1,6% de las pensiones -seis décimas por encima del Índice de Precios al Consumo (IPC)- y un 3% de las mínimas y no contributivas. Solamente durante el mes de enero de 2019, las contributivas subieron un 6,12% y en febrero, lo hicieron todavía con más fuerza, un 11%. Otra parte que ha determinado el espectacular aumento ha sido la retirada masiva de efectivos de la policía local.

El 2 de enero entró en vigor el real decreto por el que los agentes municipales españoles podían jubilarse desde de los 59 años sin reducciones y cumpliendo algunos requisitos, lo que ha propiciado un aluvión de retiros anticipados de policías que han cumplido esa edad o 60. Estos efectivo tienen que sobrecotizar -lo hacen ellos y el ayuntamiento para el que trabajan- para poder jubilarse antes de la edad legal. Sus pensiones son elevadas, lo que ha contribuido a disparar la cuantía media de las nuevas prestaciones. Además, ha generado un problema añadido, porque se tardará un año y medio en cubrir sus puestos, incluso convocando ahora las plazas que causen bajas.

Solamente en los meses de enero y febrero se han jubilado a los 60 años 922 trabajadores -un porcentaje muy elevado son policías locales-, casi los mismos que en todo 2018, que fueron 967 personas y por encima de las 895 de 2017. Mientras, ya se han retirado a los 59 años la mitad de personas que lo hicieron durante todo el año pasado. Unido a esto, se ha producido un incremento muy importante de la pensión media, que ha pasado de 2.120 euros en 2018 a 2.351 en 2019 para los jubilados con 59 años y de 2.070 euros a 2.345 para los de 60.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios