Lunes, 21.01.2019 - 18:40 h
No habrá fondo común de garantía de depósitos

Los países del euro se quedan a medias con el nuevo mapa económico común

El Eurogrupo acaba una reunión de 18 horas en la que salda un acuerdo sobre la reforma bancaria pero no logran sacar adelante el presupuesto común. 

Eurogrupo
El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici; el presidente del Eurogrupo, el portugués Mario Centeno; y Klaus Regling (MEDE). / Efe

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (Eurogrupo) han logrado un acuerdo para reforzar la Unión Bancaria a través de un fondo de emergencia para atajar crisis bancarias y para fortalecer las competencias del fondo europeo de rescate, pero que aparca la creación de un presupuesto específico para la zona euro y del fondo único de garantía de depósitos (EDIS, por sus siglas en inglés).

"Lo conseguimos. Tras varios meses de intensas negociaciones y una reunión larga y dura hemos conseguido un plan amplio para reforzar el euro", ha anunciado el presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, en una rueda de prensa posterior a la reunión que se ha extendido durante 18 horas, desde después de comer del lunes hasta poco antes de las 8.00 horas de este martes. Los responsables de Economía de la eurozona han pactado, en concreto, tres documentos que Centeno trasladará esta tarde al presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, para que los jefes de Estado y de Gobierno los valoren en la cumbre que tiene lugar el jueves y el viernes de la semana próxima.

El elemento más tangible de la reforma es la creación de una red de seguridad ('backstop' por sus siglas en inglés) para la Unión Bancaria. Se trata de un mecanismo ya acordado sobre el que faltaban cerrar sus detalles y la fecha de su introducción. Será una solución de emergencia para situaciones en las que los recursos del Fondo Único de Resolución (FUR) no son suficientes para hacer frente a una quiebra bancaria.

Por otro lado, el Eurogrupo ha acordado reforzar las competencias del fondo europeo de rescate, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) en la supervisión económica y el diseño y vigilancia de rescates, tareas que compartirá con la Comisión Europea. Los países del euro con dificultades, además, podrán tener acceso a una línea preventiva de ayuda antes un eventual rescate, que estará sujeto a un "nivel apropiado de condicionalidad".

Sin embargo, Centeno ha explicado que el Eurogrupo ha sido incapaz de pactar un "enfoque común" sobre "la necesidad y el diseño" de un futuro presupuesto de la eurozona que impulse "la convergencia y la competitividad" de los socios. Tampoco han conseguido cerrar una hoja de ruta para iniciar los debates políticos sobre el fondo único de garantía de depósitos (EDIS), el tercer pilar de la Unión Bancaria.

Ahora en Portada 

Comentarios