Indicador económico a futuro 

El sector servicios pisa el acelerador con la mayor alza del comercio en 6 meses

Los datos apuntan a un buen primer trimestre, con un ritmo de contratación "intenso" al inicio del ejercicio

El pequeño comercio de Barcelona abre sus puertas con normalidad
Pequeño comercio

El sector servicios español ha arrancado el año acelerador en mano. De hecho, la actividad económica en este ámbito registra en enero su mejor dato desde julio, un mes marcado por la llegada récord de turistas, gracias al tirón del comercio. Los servicios registran mejoras de actividad continuadas desde noviembre de 2013, cuando la recuperación de la economía empezó a dar sus primeros pasos.

De acuerdo con los datos del índice PMI que elabora IHS Markit, la actividad del sector servicios alcanzó los 56,9 puntos el mes pasado desde los 54,6 registrados en diciembre. Lo relevantes de este resultado es que cualquier lectura superior a 50 puntos implica expansión de la actividad, mientras un dato inferior a este umbral supone que ésta se está contrayendo.

Los proveedores de servicios mantuvieron un ritmo de contratación intenso en el comienzo de año y la tasa de creación de empleo apenas cambia frente a las observadas durante el último trimestre de 2017.

"El crecimiento económico del sector servicios español cobró impulso en el inicio de 2018 por lo que parece estar bien situado para registrar otro resultado robusto en el primer trimestre del año", declaró Andrew Harker, representante de IHS Markit, destacando que las empresas han podido aprovechar los nuevos repuntes del entorno económico para captar mayores volúmenes de nuevos pedidos.

el dato

La confianza del consumidor pierde fuelle

La confianza del consumidor bajó dos décimas en enero en relación al mes anterior, hasta situarse en 102,3 puntos porque empeoraron las expectativas de los ciudadanos, que sí ven mejor la situación actual de la economía y de sus hogares. Lo importante es que, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el indicador suma tres meses seguidos por encima de los 100 puntos. En concreto, el indicador de expectativas cayó nueve décimas respecto al mes anterior, hasta los 111,1 puntos.

Asimismo, el experto señala la aceleración de las presiones inflacionistas, ya que las empresas han podido incrementar sus precios cobrados "al ritmo más intenso de casi once años" a medida que la
demanda de los clientes se ha fortalecido.

La confianza empresarial mejoró por segundo mes consecutivo en enero, recuperándose aún más frente a la mínima en catorce meses registrada en noviembre del año pasado. El optimismo fue el más alto desde junio de 2017. La mejora de las condiciones económicas fue el principal factor vinculado con las expectativas de que la actividad comercial se incrementará en los próximos doce meses, y alrededor del 53% de los encuestados prevén un crecimiento.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios