Moderación de la creación de empleo

Fitch aprecia nulo impacto de Sánchez en el PIB y sube su previsión al 2,7% en 2018

Mantiene su previsión de que en 2019 el crecimiento se desacelerará de forma sensible, situándose en el 2,3%, y moderándose al 1,9% un año después.

Fitch amenaza con bajar todavía más el 'rating' de Cataluña tras convocar el 1-O
Logo de Fitch. 

La agencia de calificación crediticia Fitch ha mejorado en una décima su pronósticos de crecimiento para la economía española en 2018, que pasa a situarse en el 2,7% al considerar que la situación política no tendrá un impacto material sobre la actividad, que seguirá viéndose impulsada por la demanda doméstica y la buena marcha del mercado laboral.

Fitch, que el pasado mes de enero elevó el rating de España hasta 'A-' con perspectiva 'estable', un nivel equivalente al 'notable', tras constatar el limitado impacto de la crisis política de Cataluña en el conjunto de la economía del país. En esta ocasión, ha mantenido su previsión de que en 2019 el crecimiento del PIB se desacelerará de forma sensible, situándose en el 2,3%, y moderándose al 1,9% un año después.

De este modo, la agencia considera probable una moderación gradual del consumo y de la creación de empleo en los próximos ejercicios a medida que el crecimiento de la economía pierde vigor dado el nivel históricamente bajo de ahorro de los españoles.

En este sentido, la agencia de calificación estadounidense prevé que la tasa de paro se situará este año en el 15,3% para moderarse al 13,7% el año que vienen y bajar al 12,5% en 2020.

En cuanto a la situación política en el país, la calificadora de riesgos, que volverá a evaluar la nota de solvencia de España el próximo 13 de julio, señala la debilidad del Gobierno en minoría de Pedro Sánchez y, aunque no prevé elecciones anticipadas, "no prevé que los acontecimientos políticos vayan a tener impacto material sobre el crecimiento".

La agencia de calificación, en su anterior revisión, destacaba que el crecimiento económico "boyante" es el que ha permitido que se haya logrado en 2017 el ajuste del déficit público hasta el objetivo fijado en el 3,1% del PIB, con la previsión de que se siga reduciendo hasta el 2% en 2019. Para 2018 pronostica que el déficit público será del 2,4% del PIB, una décima por encima de lo anunciado por el Gobierno.

Fitch aprecia nulo impacto de Sánchez en el PIB y sube su previsión al 2,7% en 2018

Ahora en portada

Comentarios