La 'vuelta a la rutina'

El final del verano siempre llega y estos son los gastos que te esperan a la vuelta

Los días de asueto van tocando a su fin y es momento de sacar la calculadora, porque toca hacer cuentas para el gasto de septiembre.

Final vacaciones
El regreso de las vacaciones supone numerosos gastos / Pixabay

Toca volver a casa. Es momento de recoger la sombrilla, la toalla y demás utensilios playeros y poner rumbo al hogar. Septiembre está a la vuelta de la esquina, lo que implica el regreso al trabajo o estudios, a las obligaciones diarias y a la rutina que mantenemos más o menos invariable durante los 11 meses del año restantes.

Pero septiembre es especialmente duro. Porque además de significar el final de las vacaciones, también trae consigo numerosos gastos para la denominada 'vuelta al cole', que ya engloba todo lo que tenga que ver con el regreso a la rutina. Este fenómeno, si es que lo podemos llamar así, trae de cabeza a muchos españoles, ya que después del dispendio veraniego cuadrar las cuentas es complicado. 

Sobre todo para quienes tienen hijos, porque el coste del material escolar no ha parado de crecer en los últimos años y cada vez cuesta más hacerse con todo lo necesario, que va desde libros y cuadernos a ropa nueva. Según el portal Idealo.es, este año ese gasto rondará de media los 366 euros por hijo, una cantidad considerable. Aunque la 'buena noticia' es que el comparador de precios estima que esta cifra es un 11% inferior que el pasado año.

Así pues, el que tenga dos hijos o más pasará con facilidad de los 1.000 euros en dotarles de todo lo necesario para volver a las aulas. Si bien este no es el único gasto al que hay que enfrentarse en septiembre. Porque el final de las vacaciones implica numerosos desembolsos más que debes tener en cuenta antes de poner rumbo a casa para no acabar septiembre en números rojos. 

Libros y mucho más

Si nos tomamos al pie de la letra la 'vuelta al cole', los gastos más importantes son los relativos al regreso de los más pequeños al colegio. Según Idealo, solo en libros de texto se gastarán 240 euros de media, mientras que el chándal perceptivo para las actividades deportivas tendrá un coste de 27,95 euros, más 30 euros de las zapatillas deportivas. Por su parte, la mochila superará los 30 euros y el material de papelería, unos 36 euros.

Pero no solo los más pequeños tienen que renovar todo su material y vestuario para volver a clase; los mayores también tienen que 'pasar por caja' y hacerse con todo lo necesario para volver a empezar. Porque de un año para otro todo eso que constituye nuestro día a día en el lugar de trabajo suele agotarse, desgastarse o romperse. Por ello, la mayoría tiene que renovar parte del vestuario por estas fechas, además también se suele adquirir un maletín o mochila nuevos, así como agendas, bolígrafos e incluso aparatos tecnológicos necesarios para el desempeño diario, bien sea un portátil, una tablet o un smartphone. 

En este sentido, un traje de hombre suele tener un coste mínimo de unos 150 euros, mientras que en el caso de la ropa femenina hay diferentes opciones más asequibles, ya que disponen de más variedad de vestuario para ir al trabajo, ya sean pantalones, faldas o vestidos. Eso permite diversificar y ahorrar, porque no hay que hacer un gran desembolso para hacerse con varias prendas elegantes para la oficina.

Sería, en este caso, el material electrónico el que más gasto supondría. Los que necesiten cambiarlo este mes de septiembre que sepan que, de media en España, el coste de un smartphone nuevo suele estar cerca de 230 euros de media, según un estudio de Kantar, si bien los que se dejan entre 400 y 500 euros por un nuevo dispositivo cada vez son más. Esto es una opción personal, pero hay que contar que, como mínimo, 200 euros se irán en un móvil nuevo. Una cantidad que aumenta en el caso de tablets y ordenadores -que suelen exigir un desembolso medio de 500 euros-.

Por otra parte, el tema del transporte diario hay que retomarlo a la vuelta de vacaciones. Tanto los que van en coche a trabajar o estudiar como los que usan transporte público deben renovar tanto sus abonos como pasar la puesta a punto al vehículo, sobre todo si no se ha utilizado durante el verano. En lo que respecta al transporte público, el coste del abono variará en función de la región en la que se viva y la zona, pues en Madrid o Barcelona no cuesta igual para lo que es la ciudad que para ir a los municipios de las afueras. En cualquier caso, la media está en el entorno de los 60 euros mensuales.

Por su parte, el gasto en combustible también variará en función de la distancia del lugar al que se acuda diariamente. Si bien Solera, consultora especializada en el sector del motor, estima que los españoles gastan de media al año casi 1.300 euros en gasolina, lo que vendría a ser unos 100 euros al mes. Por su parte, la aplicación de finanzas personas Fintonic calcula que al mes destinan 85 euros al mantenimiento del coche, lo que sumando ambas partidas daría unos 200 euros

Todo ello con una importante subida del diésel en el horizonte, ya que desde Bruselas se ha exigido a España que eleve la fiscalidad sobre los carburantes, lo que acabará repercutiendo en los contribuyentes cada vez que tengan que repostar. De este modo, teniendo en cuenta que solo en un año el gasto en carburante ha aumentado de media 8 euros, la vuelta a la rutina y a los atascos diarios puede ser aún más cara. 

Otro aspecto que hay que tener en cuenta a la vuelta de las vacaciones es que, después de tanto tiempo fuera de casa, hay que llenar de nuevo la nevera. Y hacer una compra completa -la mensual que suele hacerse en casi todos los hogares- está en una media de 112 euros, según los últimos datos del 'Informe del consumo alimentación en España' que publicó hace unos meses el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Por último, habría que sumar algún que otro añadido, como quienes necesitan pasar por la peluquería para ofrecer su mejor versión el primer día de clase/trabajo o algún que otro menester que pueda elevar la factura de lo que supone el regreso a la realidad. Algo que sucede todos los años por estas fechas, pero no por ello deja de ser doloroso.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios