Más de un año de inversión en infraestructuras

España perderá hasta 10.000 millones si se enquista el conflicto con Cataluña

La Autoridad Fiscal presenta el análisis del Plan Presupuestario del Gobierno; los técnicos descartan un desplome económico por el conflicto catalán

José Luis Escrivá, presidente de AIReF.
José Luis Escrivá, presidente de AIReF. / EFE

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), encargada de supervisar la estabilidad y sostenibilidad financiera del país, estima en un punto del Producto Interior Bruto (PIB), unos 10.000 millones de euros, el impacto que tendría en la economía española un conflicto largo (permanente) con Cataluña. Por comparar, el presupuesto en infraestructuras de este ejercicio se sitúa en 7.500 millones. La Actualización del Plan Presupuestario enviado por el Gobierno a Bruselas, analizado por la AIReF, ha rebajado en tres décimas, del 2,6% al 2,3%, la previsión de crecimiento del PIB en 2018 por el conflicto catalán.

Los análisis técnicos realizados por la AIReF, según fuentes al tanto de los trabajos, no contemplan la posibilidad de un desplome de la economía española por el conflicto en Cataluña. La prueba es que, según explican, el organismo considera "factible" que el Gobierno cumpla con el objetivo de déficit público del 2,3% del PIB que ha adelantado para el próximo año.

Gráfico déficit
Gráfico Déficit


Plantea, eso sí, dos escenarios muy negativos: uno en el que la inestabilidad se prolonga durante tres meses y otro en el que el conflicto se enquista y adquiere carácter permanente. En el primer caso, si el enfrentamiento se mantuviera más allá del comienzo del nuevo año, el impacto sobre el crecimiento podría llegar el próximo ejercicio a cuatro décimas del PIB (unos 4.000 millones); en el segundo, poco probable, de conflicto largo y enquistado, el impacto podría ascender a los 10.000 millones, el 1% del PIB.

Huida de empresas


En ambos casos, el enfrentamiento tendría impacto sobre el déficit público. Un trimestre de conflicto abierto, huelgas, manifestaciones y huida de empresas de Cataluña al ritmo actual elevaría el déficit público en dos décimas, hasta el 2,5%. En caso de conflicto enquistado (permanente), el impacto en el déficit sería mayor, de hasta cinco décimas, y alcanzar el 2,8% del PIB.

Los analistas de la AIReF han buscado situaciones similares a la que se registra en España con Cataluña para tratar de cuantificar el impacto en la economía. No han encontrado muchos precedentes más allá de conflictos abiertos, incluso en lo militar -caso de Irlanda del Norte-.

El Gobierno tampoco parece considerar un impacto grave del conflicto en la economía a medio y largo plazo. Sí prevé "una ligera contención de la demanda interna" por la incertidumbre "asociada a la actual situación política en Cataluña" y por la ausencia de un instrumento básico de política económica como son los Presupuestos del Estado.

La inercia del ciclo

Aunque el Plan Presupuestario contempla un menor crecimiento de lo previsto en 2018 (2,3%), el Ejecutivo cree que la inercia del buen ciclo económico se mantiene. 

Así, confía en cumplir los objetivos para 2017. "España" explica el Gobierno a Bruselas "tiene garantizado el cumplimiento, si cabe con menor riesgo, del objetivo de déficit público de 2017, fijado en el 3,1%. Esto nos sitúa en una buena posición de partida".

No cumplirá el objetivo de déficit previsto en Bruselas para 2018 (el 2,1%), pero sí mantendrá una buena velocidad de crucero: prevé crear más de 500.000 empleos equivalentes a tiempo completo este año y 425.000 el próximo, así como mejorar la recaudación y continuar la contención del gasto público.





Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios