Domingo, 16.02.2020 - 20:08 h
Tras dos años con las cuentas prorrogadas 

Montero condiciona la presentación de los PGE hasta negociar el déficit con la UE

También ha pedido "lealtad institucional" a las comunidades autónomas del PP y ha asegurado que convocará "muy pronto" el CPFF. 

María Jesús Montero, ministra de Hacienda, portavoz del Gobierno
María Jesús Montero, ministra de Hacienda, portavoz del Gobierno / Europa Press

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha indicado este viernes que los datos de estabilidad de 2019 se conocerán "bien entrado marzo" y, con esas cifras, negociará con Bruselas la flexibilización de la senda, para posteriormente presentar "a la mayor brevedad posible" las nuevas metas en el Parlamento y a continuación el proyecto de Presupuestos de 2020, que espera que reciban "al menos" el apoyo de las formaciones que facilitaron la investidura. También ha pedido "lealtad institucional" a las comunidades autónomas del PP y ha asegurado que convocará "muy pronto" el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Así lo ha señalado Montero en su primera rueda de prensa tras el Consejo de Ministros como nueva portavoz del Gobierno, en la que ha firmado que la intención de Hacienda es presentar "a la mayor brevedad posible" el proyecto de Presupuestos de 2020, al ser una de las "prioridades más importantes" del Gobierno tras un tiempo "muy largo" de dos años de prórroga presupuestaria de las cuentas del exministro Cristóbal Montoro.

Montero ha explicado que se está trabajando de forma "intensa" en la "maquinaria previa" a la puesta en marcha del proyecto de Presupuestos de 2020, con el que se dirigirá "en el plazo de tiempo oportuno" la resto de formaciones para intentar que llegue al Congreso con el apoyo suficiente "al menos" de la mayoría que permitió que el Gobierno se abriera camino". No obstante, ha indicado que antes de esa fase tiene que abordarse la negociación con Bruselas de la propuesta del límite de gasto no financiero (techo de gasto) y la senda de estabilidad, como requisito previo a las nuevas cuentas públicas.

A este respecto, ha mostrado su interés por mantener una conversación "fluida y franca" con Bruselas, tarea en la que desempeñará un "papel protagonista" la vicepresidenta económica Nadia Calviño, y a partir de ello empezar a elaborar la propuesta de estabilidad presupuestaria del Ejecutivo para el próximo trienio.

"Mientras que España siga disminuyendo el déficit, las autoridades europeas escucharán los razonamientos del Gobierno para intentar acompasar el cumplimiento de las cuentas públicas con la recuperación de los derechos de los ciudadanos arrebatados fundamentalmente durante la crisis", ha apostillado. En todo caso, ha recordado que hasta "bien entrado marzo" no se conocerán los resultados finales del cierre de déficit en 2019, por lo que ha indicado que "hay que esperar" a disponer de esos datos para poder presentar la propuesta de senda a Bruselas.

"Tenemos que ser cautelosos, primero conocer la opinión de las autoridades europeas", ha insistido Montero, quien ha recordado que el año pasado el Gobierno de Pedro Sánchez presentó una senda de déficit que no vio la luz por el "bloqueo del PP" en el Senado. "Primero vamos a hablar con Bruselas", ha reiterado, para consensuar una nueva senda con objetivos más flexibles y posteriormente presentar la senda de estabilidad y el techo de gasto en el Parlamento, y a continuación, una vez aprobados, presentar el proyecto de ley de Presupuestos de 2020.

Según Montero, el diseño de los Presupuestos en el que está trabajando ya el Ejecutivo establece como prioridades las políticas vinculadas al crecimiento y la creación de empleo, el reto de la transición ecológica, digital, la dependencia y las ayudas a personas más vulnerables.

Pide "lealtad" a las autonomías del PP 

Por otra parte, sobre la reunión de los consejeros de Hacienda de las comunidades autónomas gobernadas por el PP para hacer "frente común" a la política fiscal de Pedro Sánchez que, a su juicio, pasa por "armonizar impuestos al alza", Montero ha apelado a la "lealtad institucional", ya que "a través de la confrontación no se consigue avanzar en las cuestiones importantes para los ciudadanos, ni se mejorarán los servicios públicos que prestan".

En su lugar, ha apostado por el diálogo para intentar conseguir que se pueda "abrir camino" un nuevo modelo de financiación autonómica. "No tiene ningún sentido que las administraciones entre sí confronten, tiene sentido que rememos en la misma dirección", ha enfatizado Montero, quien ha prometido que como ministra de Hacienda facilitará la tarea de las regiones y que los recursos sus recursos sean "suficientes".

"No me van a encontrar ni en la confrontación ni en la bronca, me van a encontrar en el trabajo, la capacidad de diálogo y el consenso", ha añadido. Las regiones del PP exigen que se empiece a hablar ya de una nueva financiación para las comunidades autónomas y el pago del ajuste del IVA para 2017, al tiempo que denuncian que el CPFF lleve más de un año sin reunirse. En este sentido, Montero ha avanzado que convocará "muy pronto" la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para abordar tareas pendientes como la aprobación de los planes de equilibrio y la senda de estabilidad del Gobierno para la posterior aprobación en el Congreso.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING