Encuesta del Banco Europeo de Inversiones

No solo en España: la falta de personal cualificado frena la inversión en Europa

Los empresarios españoles consideran que el 65% de los trabajadores de las compañías de nuestro país son de "bajo nivel".

Empleo cualificado
La falta de personal cualificado frena la inversión de las empresas europeas / Efe

El 77% de las empresas europeas sitúa la falta de disponibilidad de personal cualificado como el principal obstáculo para la inversión, lo que coloca este factor como el más importante, por encima de la incertidumbre (72%) o la regulación (64%).

De acuerdo a la última encuesta de inversión del Banco Europeo de Inversiones (BEI), el 7% de las empresas europeas cree que su personal no tiene las habilidades adecuadas para las necesidades de la compañía, un porcentaje más elevado en los puestos debajo nivel (8%) que en los de alto (5%).

De hecho, las empresas encuestadas declararon que el 48% de sus trabajadores son de bajo nivel, un porcentaje que alcanza el 65% en el caso de España, que ocupa el segundo puesto solo por detrás de Hungría (69%).

Por otro lado, el 87% de las empresas europeas realizó algún tipo de inversión el pasado año, por encima del 84% de 2017, un indicador más destacado entre grandes empresas (91%) que entre las pequeñas (83%). A pesar de ello, un 16% de las compañías afirma haber invertido muy poco en los últimos tres años.

Las compañías invirtieron principalmente en maquinaria y equipamiento, seguido de edificios e infraestructuras y software y tecnología.

Como resultado de este esfuerzo innovador, un 34% de las empresas introdujo nuevos productos, procesos o servicios, aunque solo un 6% del total asegura haber logrado una innovación en el mercado global.

Más de la mitad de las inversiones, un 62% del total, procedieron de financiación interna, mientras que la financiación externa se concentró principalmente en préstamos bancarios.

Según el estudio, la mitad del valor añadido creado en la Unión Europea procedía de empresas de más de 250 trabajadores, mientras que el 21% corresponde a empresas medianas, un 20% a pequeñas y 9% a microempresas.

Por sectores, la mayor parte del valor añadido se concentró en el sector manufacturero (36%), infraestructuras y servicios, con un 28% cada uno.

La encuesta explica que la inversión agregada ha recuperado los niveles de antes de la crisis, aunque permanecen las consecuencias de diez años de falta de inversión, con grandes diferencias entre países.

La directora del departamento económico del BEI, Debora Revoltella, ha advertido en un encuentro con medios de que la falta de inversión tiene un coste, en particular en innovación o digitalización, que se traduce en menor productividad.

Así, ha abogado por desarrollar políticas adecuadas, porque la transformación tecnológica "está afectando al mercado laboral" para polarizarlo, aunque también es necesario implicarse en materias como el cambio climático o la ciberseguridad.

El grupo estadístico del BEI recoge anualmente información de 12.350 empresas de toda la Unión Europea.

Ahora en Portada 

Comentarios