Cerca de 12 millones de trabajadores con contrato indefinido

La EPA desafía el relato de la precariedad: el empleo fijo roza su máximo histórico

La ocupación crece en 469.000 personas entre marzo y junio y relanza el empleo a niveles pre-crisis. El paro cae y se acerca a la frontera del 15%

Fotografía Pedro Sánchez y Mariano Rajoy
La última EPA de la 'era Rajoy' ha dejado la contratación indefinida al borde de su máximo histórico / EFE

"Mucho empleo, pero precario". El mantra repetido hasta la saciedad por oposición política, el mundo sindical y las voces de la academia menos convencidas de las políticas del Gobierno de Mariano Rajoy no termina de llevarse bien con la estadística. Los datos de la última Encuesta de Población Activa, correspondientes al segundo trimestre de 2018 y publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística, revelan que al cierre del mes de junio el número de trabajadores con contrato indefinido en España se situaba en 11.900.300, una cifra muy cercana al máximo histórico de 12.050.400 trabajadores fijos registrada en el segundo trimestre de 2008, justo antes de que la mayor crisis en 70 años se llevara por delante la ficción económica de la burbuja inmobiliaria.

Si se acepta el relato acuñado desde el ala sindical y la izquierda parlamentaria de que la contratación temporal es igual a precariedad y la contratación indefinida es igual a calidad en el empleo, la herencia laboral recibida por el Gobierno de Pedro Sánchez es difícilmente mejorable. Los datos del INE muestran que solo durante el breve periodo que separa el primer trimestre de 2018 y el segundo trimestre de 2019 el número de trabajadores con un contrato fijo en España fue superior al registrado por la última oleada de la EPA.

la cifra

5.619.000 mujeres con contrato fijo

Nunca antes en la historia del mercado laboral español hubo tantas mujeres contratadas por tiempo indefinido.

El análisis ofrece margen a los matices, por supuesto. El número de indefinidos a tiempo completo aún está lejos (a unos 500.000) del máximo histórico y es la contratación fija a tiempo parcial la que compensa ese 'gap' situándose en cifras sin precedentes. Otro dato a tener en cuenta es que nunca antes tantas mujeres habían estado contratadas por un periodo indefinido (5.619.000), una afirmación que es válida tanto para los contratos a tiempo completo como a tiempo parcial.

La fotografía se produce después de que durante el segundo trimestre del año el empleo indefinido en España se haya incrementado en 330.000 personas, un salto sin precedentes en la serie estadística disponible de los últimos doce años y un indicio de que las empresas empiezan a consolidar la fuerza laboral contratada de manera temporal en la fase inicial de la recuperación. 

Las estadísticas refuerzan esta afirmación. En los últimos doce meses el número de asalariados con contrato indefinido se ha incrementado en 416.200 personas, mientras que el colectivo de temporales apenas se ha ampliado en 150.800. Y no se trata solo del tipo de contrato, también se ve en el tipo de jornada que firman las empresas. Después de cuatro años de recuperación, en los últimos doce meses los asalariados a tiempo completo han aumentado en medio millón, los que tienen una jornada a tiempo parcial en menos de 30.000. De hecho, la cifra de éstos últimos prácticamente no ha variado en los últimos tres años.

La tasa de paro se aproxima a la frontera del 15%

Las cuentas comienzan a salir, el número de personas empleadas registra un incremento histórico y alcanza cifras que no se lograban desde finales de 2008. De esta manera, el número de ocupados aumentó en 469.900 personas durante el segundo trimestre del año, situando el número total de personas empleadas en 19,3 millones. Además, el paro desciende hasta el 15,28%.

Según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada el jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), entre abril y junio de este año se han creado 469.900 empleos, un 2,5% respecto al trimestre anterior, y la cifra total de ocupados se sitúa ya en 19.344.100. Este aumento de puestos de trabajo es el más elevado en cualquier trimestre dentro de la serie histórica de la EPA.

Por su parte, el número de desempleados disminuyó en 306.000 personas entre abril y junio, lo que supone un 8% menos que en el trimestre anterior y se sitúa en los 3.490.100 parados. De esta manera, la tasa de desempleo bajó 1,46 puntos y se colocó en el 15,28% de la población activa.

La EPA es un marcador de tendencias imbatible y por ello, pese a sus lagunas, es la estadística de referencia del mercado de trabajo. Por ella sabemos por ejemplo que el flujo de personas que entran y salen del mercado laboral por su dificultad para asentarse en un puesto de trabajo se ha reducido en más de 300.000 personas en los últimos cuatro años, al tiempo que los flujos de entrada se han incrementado sensiblemente.

La EPA desafía el relato de la precariedad: el empleo fijo roza su máximo histórico

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios