Por Helpmycash

Tengo un préstamo preconcedido: cómo puedo saber si me conviene aceptarlo

Son un tipo de financiación que los bancos ofrecen a sus clientes con un buen expediente de solvencia sin que estos lo hayan pedido previamente.

Préstamo, dinero, dar dinero, euros
Tengo un préstamo preconcedido: cómo puedo saber si me conviene aceptarlo
©[Juan Jimenez] a través de Canva.com

Los préstamos preconcedidos son un tipo de financiación que los bancos ofrecen a sus clientes con un buen expediente de solvencia sin que estos lo hayan pedido previamente. Tras una valoración del historial financiero, los bancos ofrecen un crédito personalizado mediante un anuncio en la app, en la banca online del cliente o en los cajeros cuando acude a sacar dinero. Sin embargo, los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com comentan que los créditos preautorizados no son necesariamente la financiación más barata o la que mejor se ajuste a las necesidades financieras del cliente. Por ello, es necesario conocer las características de los préstamos preconcedidos y estar atentos a las siguientes señales para saber si conviene o no contratarlo.

¿Tengo que financiar un gasto en concreto?

La mejor forma de usar con cabeza un crédito preautorizado es cuando ya se estaba buscando dinero para comprar un bien o financiar algún servicio. Aunque puede utilizarse para cualquier finalidad, desde HelpMyCash.com recomiendan emplear el dinero para cubrir un gasto que ya estaba previsto. Es importante tener en cuenta que los préstamos preconcedidos tienen un coste y se deben devolver como cualquier otro crédito. Por ello, antes de aceptarlo es aconsejable no actuar impulsivamente, sino usar el dinero de forma racional y contratarlo únicamente con un fin en concreto.

¿El importe preautorizado cubre el gasto?

Los créditos preaprobados se conceden con unas condiciones determinadas previamente por el banco. Así que, antes de firmar el contrato, es importante comprobar que el importe preaprobado sea suficiente para cubrir el gasto previsto, comentan los expertos de HelpMyCash.com. También es necesario adaptar el plazo, ya que cuanto antes se devuelva el dinero, menos intereses se generarán. Sin embargo, la cuota no debe superar el 30% o el 40% de los ingresos mensuales. En el caso de que el importe del crédito no cubra el dinero que se necesita, se puede solicitar un préstamo nuevo a la entidad o buscar en otro banco.

¿Se trata de una oferta con buenas condiciones?

Los intereses del crédito son uno de los mejores indicadores para saber si un crédito es competitivo. Lo ideal es que el interés del préstamo preconcedido sea inferior a la media, situada en 7,65% TAE, de acuerdo con los datos de septiembre del Banco de España. Además, es posible que el banco intente cobrar comisiones de apertura o amortización anticipada del crédito. Todos estos son cargos que encarecen el crédito, así que lo ideal es evitarlos.

De igual manera, los bancos suelen rentabilizar estas operaciones a través de la venta de otros productos, como, por ejemplo, un seguro. Por ello, se recomienda leer la letra pequeña del contrato antes de firmarlo para evitar pagar por servicios innecesarios y costosos.

Si el préstamo preconcedido no cumple las condiciones anteriores y no parece ser la mejor oferta de crédito, una alternativa es buscar otras ofertas de financiación. Desde HelpMyCash.com recomiendan pedir al menos tres créditos a varios bancos o financieras online como Cofidis o Cetelem, para comparar y conocer la más conveniente. Por ejemplo, con el Crédito Proyecto de Cofidis puedes obtener hasta 60.000 euros con un tipo de interés desde el 4,95% TIN (5,06% TAE), muy por debajo de la media actual, como hemos visto, y con un plazo de devolución de hasta 10 años.

Mostrar comentarios