Viernes, 03.04.2020 - 23:23 h

Ruiz-Mateos vende las empresas de Nueva Rumasa a Back in Business

La familia Ruiz-Mateos ha vendido hoy las empresas de Nueva Rumasa al grupo inversor Back in Business, en una operación cifrada en 1.500 millones de euros y por la que la familia no obtendrán ningún beneficio económico.

Madrid, 9 sep.- La familia Ruiz-Mateos ha vendido hoy las empresas de Nueva Rumasa al grupo inversor Back in Business, en una operación cifrada en 1.500 millones de euros y por la que la familia no obtendrán ningún beneficio económico.

Así se detalla en el documento enviado por Álvaro Ruiz-Mateos, hijo de José María Ruiz-Mateos, a varias de las empresas en concurso de acreedores -antigua suspensión de pagos- al que ha tenido acceso Efe, y que ha sido confirmado por Back in Business en un comunicado.

La familia Ruiz-Mateos asegura, en el texto enviado a sus empresas, que se ha visto "obligada a vender" tras haber sido "apartada de la gestión de muchas de sus compañías, sin acceso a la información y privándole de toda capacidad de decisión" de muchas de sus empresas inmersas en procesos concursales.

Fuentes jurídicas han señalado a Efe que la familia deberá comunicar al juzgado este cambio en la titularidad de las acciones para conocimiento de la administración concursal.

En el escrito remitido a las diferentes compañías, se destaca que la venta se efectúa para "garantizar la viabilidad de las empresas en beneficio de acreedores, inversores y trabajadores".

Sin embargo, no se hace público las compañías que han sido incluidas dentro de este acuerdo, en un contexto en el que firmas como Quesería Menorquina ha sido traspasada ya a sus empleados, Cacaolat se encuentra inmersa en su propio proceso de venta y las cooperativas que gestionan Carcesa (Acopaex) se reservan una opción de compra sobre la misma.

Tampoco se especifica quién asume las obligaciones con los inversores, ya que algunos de los pagarés emitidos por Nueva Rumasa no sólo están avalados por las empresas sino también, en algunos casos, por el propio empresario.

Si bien en el comunicado a las empresas sí se recogen las palabras de José María Ruíz-Mateos, quién asegura que esta operación "no altera las garantías concedidas anteriormente" a los inversores.

"Lo dije y lo mantengo, ustedes cobrarán", sostiene el patriarca de la familia, para reiterar "su firme compromiso con todos los inversores hasta hacer frente al desembolso de los pagarés".

Por su parte, Back in Business, propiedad del empresario Ángel de Cabo, ha indicado en un comunicado que los 1.500 millones de euros en los que se cifra la operación se corresponde con el pasivo que acumulan las empresas incluidas en este proceso de trasmisión de acciones.

Destaca que la compra ha sido formalizada en el día de hoy y a través de ellas se han adquirido "las sociedades matrices que sustenta la actividad económica del grupo empresarial", si bien tampoco aclara que empresa entrarían dentro de la operación.

En la actualidad, la familia ha sido apartada de la gestión de la práctica totalidad de las empresas del negocio agroalimentario de Nueva Rumasa, con alguna excepción como es el caso de las bodegas del Marco de Jerez.

En relación a los inversores de las distintas emisiones de pagarés, Back in Business insiste en que se respetarán sus garantías y se les facilitarán "los medios adecuados para canalizar sus peticiones, que serán atendidas en todo momento en defensa de sus intereses".

Destaca además que Ruiz-Mateos mantiene con ellos su "compromiso moral y firme" y que "les respeta la cesión de los derechos de justiprecio de la antigua Rumasa".

El portavoz de Back in Business, Iván Losada, ha subrayado que la primera tarea de la sociedad compradora será la de analizar todas las líneas de negocio para tomar las medidas que hagan que las sociedades entren en valor.

Ha indicado que sus prioridades a corto plazo son tener "claridad y transparencia" con las administraciones concursales, evitar el "desmembramiento del grupo" y alcanzar "una vía de convenios que consoliden el futuro de las distintas compañías".

Miembros de la familia Ruiz Mateos -José María Ruiz Mateos; su mujer, María Teresa Rivero; sus seis hijos varones y un sobrino- se enfrentan a una querella en la Audiencia Nacional por presuntos delitos de estafa, insolvencia punible, delito contra los consumidores y administración desleal.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING