El Consejo de Estado acusa al Govern de regular un sistema fiscal fuera de la ley

Concluye que el Código Tributario catalán persigue "el desplazamiento del sistema tributario español en Cataluña y su sustitución por un sistema fiscal catalán ajeno a la Constitución".

Considera que existen fundamentos jurídicos para llevar al Tribunal Constitucional la ley fiscal catalana.

Puigdemont ve "grotesca" la actuación de la Guardia Civil y carga contra la hostilidad de Rajoy

La Ley del Código Tributario de Cataluña aprobada por el Parlament catalán el pasado mes de agosto en el marco de la ofensiva política del Govern de la Generalitat para sentar las bases jurídicas de un estado catalán independiente persigue "el desplazamiento del sistema tributario español en Cataluña, tanto desde el punto de vista normativo como institucional, y su sustitución por un sistema tributario catalán ajeno a la Constitución y a la legislación española".

Ésta es la valoración que realiza el Consejo de Estado en su dictamen sobre el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno de España contra el Código Tributario de Cataluña. En opinión del órgano consultivo, la ley fiscal catalana vulnera hasta siete artículos de la Constitución, amén de dos del Estatuto de Autonomía de Cataluña, lo que configura a su parecer la existencia de fundamentos jurídicos suficientes para interponer recurso de inconstitucionalidad contra la norma catalana.

El dictamen del Consejo subraya que el Código Tributario catalán excede el ámbito competencial autonómico en material fiscal al establecer los principios generales del sistema tributario catalán, regular las potestades de la Generalitat de Cataluña en este campo o fijar los deberes y obligaciones de la Administración Tributaria catalana.

En este sentido, recuerda que la Constitución no sólo reserva al Estado la competencia para regular sus propios tributos sino también para delimitar las competencias autonómicas en materia fiscal y para establecer el marco general del sistema tributario español aplicable a todas las administraciones públicas, en cumplimiento del principio constitucional de garantizar la igualdad a todos los españoles con independencia del lugar en el que residan.

Cuestiona también el Consejo de Estado la omisión "deliberada" de cualquier referencia a la Constitución o incluso al Estatuto de Autonomía en la norma, lo que a su juicio determina que ha sido redactado "obviando todas aquellas referencias que lo vinculen a un orden constitucional concreto y con la pretensión de "regular una estructura fundamental del nuevo Estado en el que pretende convertirse la Comunidad Autónoma de Cataluña".Absorción del personal de la Agencia Tributaria

El órgano consultivo del Estado cuestiona también que el Código Tributario catalán pretenda absorber a los funcionarios de la Agencia Estatal de Administración Tributaria residentes en Cataluña mediante el arbitraje de un turno de promoción interna que facilite la incorporación a la Agencia Tributaria Catalana a los miembros de los cuerpos superiores de inspectores tributarios y técnicos tributarios de la Generalitat de Cataluña.

Te interesa leer: Rajoy recurre la vía abierta por el Govern para 'robarle' inspectores a Montoro

El dictamen recuerda que el Constitucional ya anuló dos artículos de la ley de creación de la Agencia Tributaria Catalana de 2007 que perseguían el mismo objetivo y que fueron declarados inconstitucionales con el argumento de que el acceso de los funcionarios de una administración a los cuerpos de otra debe realizarse a través de un proceso selectivo abierto, en los términos previstos por la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público.La opinión de Hacienda

El dictamen incluye determinados pasajes del informe elaborado por la Secretaría de Estado de Hacienda para justificar la posible inconstitucionalidad del Código Tributario catalán y permite, de este modo, conocer la opinión del Ministerio sobre la norma.

Hacienda percibe una "omisión absoluta de referencias a la normativa estatal" en todo el texto y concluye que la norma catalana trata de "materializar una hacienda propia, sin el respeto debido a la conexión y coordinación con la Hacienda estatal".

Te interesa leer: El Govern negocia con 120 municipios asumir su relación fiscal con el Estado

Ahora en portada

Comentarios