Miércoles, 16.10.2019 - 20:08 h

Los franceses deberán desconectar fuera de su puesto de trabajo por ley

Francia impulsa una ley para que los trabajadores fuera de su horario laboral no necesiten estar pendientes de su correo ni de sus teléfonos móviles.

La normativa afecta a las empresas de más de 50 trabajadores y busca acabar con el estrés generado por la incapacidad de desconectar.

La Generalitat perderá 318 funcionarios en 2017 por las jubilaciones, un 28% más que en 2016

Francia ha aprobado el derecho a desconectar. Esto significa que los emails recibidos en los días libres o las llamadas del jefe al llegar a casa no tienen que ser respondidas. La nueva reforma laboral permite a los trabajadores franceses 'ignorar' su coreo electrónico y su teléfono móvil fuera de su jornada.

Los empleados de las empresas con más de 50 trabajadores deberán llegar a un acuerdo con la compañía para limitar el uso de la tecnología relacionada con el trabajo fuera de la oficina. La intención de la norma es acabar con el estrés derivado del exceso de trabajo.

"Los empleados dejan físicamente la oficina, pero no dejan su puesto de trabajo. Permanecen unidos por una especie de correa electrónica, como un perro ", afirmó Benoît Hamon, miembro socialista del Parlamento y ex ministro de Educación francés a la BBC el pasado mes de mayo. "Todos los estudios muestran que hay muchos más problemas derivados del estrés laboral de los que solía haber, y es un estrés constante", aseguró Hamon.

Lo cierto es que la iniciativa, que ha entrado el día 1 de enero en vigor, llevaba tiempo fraguándose. Esta es la misma reforma laboral que han criticado los sindicatos franceses y que ha llevado a los trabajadores a las calles. La reforma laboral ha sido criticada por aumentar la flexibilidad laboral y cambiar las normas de la negociación colectiva.

La ley no significa que al salir del puesto de trabajo no se puedan responder las llamadas, sino que se abre la posibilidad de que trabajadores y empleadores pacten lo mejor para la empresa y los empleados. Se quiere evitar que no se descanse en ningún momento y dar un empujón a la conciliación familiar.

Empresas como Orange ya han aplicado medidas en este sentido. La compañía de telecomunicaciones quiere que sus trabajadores establezcan períodos de tiempo en los que no usen la mensajería ni el teléfono. En especial durante las reuniones con otros compañeros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios