Jueves, 23.05.2019 - 11:56 h
Intrahistoria política del nombramiento

El Gobierno elige gobernador sin el PSOE y con la amenaza de un 'adiós' anticipado

La negociación para elegir gobernador y subgobernador la llevaban Rajoy y Sánchez, pero la moción de censura dinamitó todos los puentes.

El ministro de Economía Román Escolano durante la rueda prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, esta mañana en el Palacio de la Moncloa.-EFE/Ángel DÍaz
El ministro de Economía Román Escolano durante la rueda prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, esta mañana en el Palacio de la Moncloa.-EFE/Ángel DÍaz

Han sido semanas de intensas negociaciones para elegir gobernador del Banco de España y, al final, todo ha saltado por los aires. La moción de censura presentada por el PSOE el pasado viernes ha dinamitado los contactos que venían manteniendo Mariano Rajoy y Pedro Sánchez para nombrar a la nueva cúpula del Banco de España. Al final, el Gobierno ha optado por un perfil técnico, conocedor de la casa, en previsión de una semana complicada y con una espada de damocles sobre la cabeza: y es que el Ejecutivo del PP puede acabar la semana cesado si triunfa el órdago del PSOE.

Los equipos económicos de PP y PSOE avanzaron hace ya unas semanas las negociaciones para renovar a la cúpula de la máxima institución bancaria. Fueron hablando de nombres hasta que las carpetas llegaron directamente a los máximos responsables de ambos partidos. Era un cambio de cromos que negociaron directamente y con discreción Rajoy y Sánchez, sin luz ni taquígrafos, como le gusta al todavía inquilino de La Moncloa. Todo parecía pactado e incluso se llegó a hablar de una mujer en uno de los sillones de mando del Banco de España.

De hecho, fuentes cercanas a las negociaciones explican que en el PSOE se esperaban que fuera una fémina quien llegara a la cúpula del BdE como número dos. De hecho, el pasado viernes el equipo del ministro de Economía trasladó a los socialistas que este martes comparecería en el Congreso en comisión para anunciar el nombre del gobernador y subgobernador. "Creemos que cumplirán el pacto", expresaban este mismo lunes por la mañana fuentes el equipo económico del PSOE, a quienes llamaba la atención la "excesiva prisa" que tenía el ministro Escolano por comparecer.

Esa prisa tenía una explicación. Y es que este lunes a las 8 de la tarde todo se ha quebrado con la elección de Hernández de Cos. Moncloa se garantiza así la renovación en una institución trascendental para la economía española. El relevo de Linde no podía esperar. Y, asimismo, el Ejecutivo de Rajoy coloca de gobernador a un profesional de la institución en vista de lo que pueda suceder en la votación del viernes en la que el PP se la juega. Y es que el presidente y sus ministros pueden acabar la semana haciendo las maletas y recogiendo sus pertenencias de los despachos oficiales.

Queda por ver qué ocurre ahora con el nombramiento del subgobernador. Las relaciones Gobierno-PSOE están rotas y en Ferraz desconfían en este momento de que sea una mujer propuesta por ellos quien ocupe esa plaza. Será previsiblemente Hernández de Cos quien elija a su segundo o segunda, saltándose esa regla no escrita de que los dos principales partidos del arco parlamentario sean quienes pacten la elección de la cúpula del Banco de España.

El adiós de Luis María Linde lleva aparejado la salida de su número dos, Julio Alonso. Aunque lleva menos tiempo en el cargo gobernador y subgobernador saldrán al mismo tiempo, tal y como quedó pactado cuando se produjo su nombramiento. Es un ticket conjunto, de forma que ambas plazas, la de Linde y la de Alonso, quedaban vacantes este año.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios