Domingo, 17.12.2017 - 04:36 h
Se independizan... y ofrecen servicios al grupo

Ex 'capos' de las tarjetas del Santander lanzan su consultora de medios de pago

El jefe del negocio de TPV's hasta julio y fundador de IberiaCard se une a Deep Payments, creada por el cofundador de Mobipay Internacional.  

Cobros por duplicado en las tarjetas a clientes del Banco Santander por un error
Una chica pasa frente a un sucursal del banco Santander. / L. I. 

Cuentan con una reputada trayectoria en el mundo de las tarjetas bancarias con hitos en currículum como la gestación de Iberia Card o Mobipay -primera firma que permitió pagar con el móvil en España-; salieron de la alta dirección del Santander y ahora se unen para exprimir su experiencia con consultora propia en medios de pago, y al servicio de casi cualquier cliente.

Juan Golmayo, el fundador y consejero delegado de la filial de TPV’s del Santander hasta el pasado mes de julio; acaba de enrolar en Deep Payments, creada por Mario Cantero y Lola Comendador, con los que compartió responsabilidades en distintas divisiones de la actividad de tarjetas del grupo durante más de una década, y después cruzarse sus caminos por vez primera en la pionera Mobipay.  

Se trata de una consultora que apunta al que, sin duda, es el eslabón más candente del negocio bancario por la febril innovación, la avasalladora competencia y porque ya casi no hay comercio que excluya a internet de su cadena de distribución. Hoy se paga con tarjetas, smartphones o pulseras, pero mañana podría hacerse ¿con un dedo? y, según expertos, estar en la ola de la innovación será crítico, sobre todo cuando la rivalidad es máxima por la irrupción de miles ‘fintech’ y colosos como Google, Apple, Samsung o Amazon, deseosos de quedarse parte del pastel.

El mundo tecnológico se ha convertido en imán para múltiples exaltos ejecutivos bancarios que buscan, de hecho, una segunda vida al salir relegados -o expulsados- en reorganizaciones internas. Otro ejemplo es casi reciente unión de tres exprimeros espadas del BBVA; el que fuera consejero delegado, Ángel Cano, el ‘número tres’, Vicente Rodero, y un jefe de la división de Asia y Turquía, Manuel Galatas; para lanzar Sevenzonic Ventures con intención de invertir en plataformas tecnológicas y 'start ups'.

Los exjecutivos del Santander se vuelcan en cambio en su especialización de años. La proyección de Deep Payments parece alineada para sacar chispas al conocimiento y sus contactos, ya que ofrece consultoría en 360 grados para idear y diseñar aplicativos de medios de pagos a medida del cliente, ayudarle a descubrir nuevos filones de negocio o, incluso, buscar inversores o aliados para montar el proyecto.

La consultora descubre en su web, entre otros clientes, a Evo Payments, el especialista de EEUU que irrumpió en España en alianza con el Popular en la filial conjunta Universal Pay, que acabaría quedándose íntegra; a Amadeus, a la firma comercial online latinoamericana Falabella, el restaurante Umangi o iZettle, especialista en pagos sociales participado por el Santander o su propia división de TPV’s, Santander Elavon.

Mobipay cruza los caminos de los tres ejecutivos en el año 2000

Esta última compañía fue precisamente el último bastión de Golmayo dentro del grupo presidido por Ana Botín. Salió antes del verano cuando el timón de la sociedad pasó a Ruben Justel, ejecutivo próximo al consejero delegado del Santander en España, Rami Aboukahair, cuando el banco acordó recomprar a US Bancorp su participación en el capital de la filial. Fundador y consejero delegado de Santander Elavon desde su creación en 2013, Golmayo contribuyó a fundar IberiaCards en 2001 -que dirigió durante casi 12 años- e impulsó la entrada de MasterCard en el país. Antes pasó por IBM, Visa, Europay o Mobipay.

Su carrera en Santander es casi paralela a la del cofundador de la consultora, Mario Cantero, quien estuvo al frente de la división de adquirencia (TPV’s) y tarjetas corporativas durante 14 años. Cantero había trabajado en la división de dinero electrónico y banca online de la filial alemana del Santander en un temprano 1987, pero enroló en Argentaria (BBVA), Citi y Mobipay antes de regresar al grupo casi con el fichaje también de Golmayo. Ambos habían coincidido antes Mobipay, la  sociedad que permitió pagar por vez primera con el teléfono móvil en España en el 2000, y de cuya rama internacional fue Cantero fundador.

La tercera trayectoria paralela es la de Lola Comendador, también socia fundadora de la consultora, cuya carrera se ha desarrollado entre 1990 y 2016 en el Santander. Abandonó el grupo cinco años, entre 2006 y 2016 para ocuparse del lanzamiento de servicios de pago a través del móvil en Orange, a la que también representaba, precisamente, en Mobipay. Un cuarto socio es Antonio Casla, con casi 20 años de carrera en General Electric y un quinquenio en la consultora R&G Global.

Cuando se gestó Mobipay hace 17 años el pago por móvil era casi más sueño que posibilidad real: se precisaban teclear una decena de números para sacar refrescos en los pocos dispensadores habilitados o el estacionamiento de un coche en muy contados parkings. El invento nació además condenado porque sus dueños eran el mayor rival: pertenecía a todos los bancos emisores de tarjetas y redes de cajeros. Hoy los abonos por móvil son la mayor promesa de la banca digital: hay autopista -raro es el comercio que no los admite-, máquinas -smarphones en cualquier bolsillo, que no exigen cifrados para pagar-, clientes acostumbrados y una banca deseosa de hacer negocio. 

Ahora en portada

Comentarios