Lunes, 23.07.2018 - 11:52 h
La única que creció durante la crisis

La 'banca halal', sin usura, imparable: ya tiene dos billones de dólares en activos

Este tipo de 'negocios' ha crecido durante la crisis financiera y ya cuentan con más de 1.300 entidades a nivel global. 

Ramadán
1.500 millones de musulmanes en todo el mundo comienzan en Ramadán / EFE

Más de 1.500 millones de musulmanes en todo el mundo han comenzado este miércoles el Ramadán, un periodo de 29 días en el que los seguidores de esta religión deberán ayunar desde que salga el sol hasta que se ponga. En ese momento las mesas se llenan de alimentos y los musulmanes toman el 'iftar', la comida que rompe el ayuno. Este es uno de los cinco pilares de esta religión: la profesión de la fe, la oración, la caridad, el ayuno y el peregrinaje a la Meca. 

Más allá de esto, los seguidores de Alá deben llevar a cabo prácticas con el sello 'Halal', es decir, que estén permitidas por su religión. El islam prohíbe la usura o lo que es lo mismo, el cobro de un interés financiero por la "injusticia o el daño que origina". De este modo, los musulmanes que quieran un préstamo necesitarán acudir a entidades bancarias certificadas con el sello 'Halal'. El Instituto del mismo nombre, 'Halal', con sede en Córdoba, es el encargado de certificar los bienes y servicios aptos para esta comunidad según la Ley Islámica en España. 

Estos bancos no realizan préstamos al uso. Por ejemplo, a la hora de montar un negocio para el que se necesita financiación, el banco se posiciona como un socio del solicitante y repartirá un porcentaje acordado entre ambas partes tanto de las ganancias como de las pérdidas en caso de que las hubiera. 

Más llamativo aún es el caso de las 'hipotecas'. El banco adquiere la vivienda y se la 'arrenda' al comprador por una cantidad mensual consensuada hasta que haya pagado el total de su valor. De este modo el acuerdo, llamado Ijarah, no está afectado por la fluctuación de los tipos de interés. 

Este tipo de 'hipotecas' han favorecido que la 'banca halal' no solo no haya entrado en crisis, si no que además ha crecido durante los años en los que la banca tradicional se ha contraído. Las hipotecas basura, una de las razones de mayor endeudamiento durante los años de crisis financiera, no encontraron lugar en los bancos certificados por el islam. Además, el prestatario no asume el total del riesgo, ya que este es compartido entre él y la entidad. 

Alrededor del mundo ya existen más de 1.300 entidades de este tipo, pero aún no han conseguido hacerse un hueco en España, donde viven casi dos millones de musulmanes. Según datos del Informe de Finanzas Islámicas de la Casa Árabe en 2017, la banca representa el sector de mayor peso dentro de las finanzas islámicas, un 73%. Este sector ha ido creciendo hasta lograr superar los dos billones de dólares en activos, el 1% del total de activos globales. Se espera que en el año 2021, las entidades superen los 2.800 puntos de atención en todo el mundo. 

Volviendo a España, Deutsche Bank intentó la creación del primer 'banco halal' del territorio, pero los acuerdos no llegaron a buen puerto por importantes trabas legales. Según Isabel Romero, presidenta de la Junta Islámica, también existieron conversaciones con CaixaBank y Banesto, en su momento, que tampoco salieron adelante. 

Para el año 2050, según datos del Pew Research Center, el 10% de la población de Europa será musulmana. En el caso de Estados Unidos, los seguidores de Alá conseguirán convertirse en la segunda religión en número de adeptos. Todo ello, implica un crecimiento de este tipo de entidades que, lejos de ser un negocio, son un beneficio. En el mundo, utilizan sus servicios unos 70 millones de clientes, musulmanes en su mayoría, y se espera que esta cifra continúe creciendo. 

La 'banca halal', sin usura, imparable: ya tiene dos billones de dólares en activos

Ahora en portada

Comentarios