Viernes, 15.11.2019 - 20:30 h
En una revista comunitaria

El BdE defiende que la regulación de los bancos medianos sea menos exigente

Pablo Hernández de Cos confía en la capacidad de los bancos medianos para rellenar los colchones de capital 'anticrisis'.

Fotografía de Hernández de Cos con Calviño / EFE
Hernández de Cos defiende la regulación menos exigente de la banca mediana. / Efe

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, defiende que el requisito mínimos de fondos propios y pasivos admisibles (MREL, según sus siglas en inglés) de la banca mediana puede ser menos exigente que el de las entidades sistémicas a nivel global, dado que en caso de problemas, puede aparecer un posible comprador que recapitalice la entidad, como ocurrió con Banco Popular.

En un artículo analítico publicado en 'The Eurofi Magazine', el dirigente español, no obstante, subraya que estas entidades menos significativas deben mantener un margen de capital y deuda seguro para absorber posibles pérdidas en caso de que no se encuentre un comprador e incide en la necesidad de que estos bancos desarrollen una estrategia creíble, con 'data rooms', que faciliten el trabajo de análisis de los potenciales adquirientes en caso de resolución

Hernández de Cos, en cualquier caso, confía en que estas entidades medianas cumplirán con los requisitos MREL necesarios para evitar que los contribuyentes tengan que asumir su rescate en caso de resolución, para lo que considera que cuentan con ventanas de oportunidad para acudir a los mercados de financiación mayoristas, según informa 'Ep'.

El gobernador del Banco de España apunta que el nuevo marco de resolución y los requisitos MREL se aplican a todos los bancos, no solo a los de importancia sistémica y mayor tamaño, lo que puede plantear "algunos desafíos" para los bancos europeos de tamaño medio con un modelo de negocio minorista y sin apenas tradición de acudir a los mercados mayoristas para obtener capital o deuda que absorba pérdidas.

Sin embargo, señala que, para este tipo de bancos medianos y pequeños, encontrar un comprador puede ser una herramienta de resolución "razonablemente creíble y factible" y pone como ejemplo la resolución de Banco Popular, que siendo un banco sistémico nacional fue comprado por el Santander.

Insta a las entidades a emitir deuda anticrisis

El dirigente también recuerda que la nueva directiva de recuperación y resolución bancaria permite un periodo más largo para cumplir con los requisitos MREL, hasta el 1 de enero de 2024 en muchos casos. "Los bancos pequeños y medianos pueden necesitar este periodo de tiempo mayor para conseguir el MREL requerido sin amenazar su modelo de negocio y la generación de beneficios", señala.

En este contexto, Hernández de Cos asegura que la combinación de este plazo más extendido y el uso de toda una gama de herramientas proporcionadas por el marco de resolución europeo "debería permitir a los bancos medianos" construir el MREL necesario para aislar a los contribuyentes de volver a rescatar un banco en quiebra. "En cualquier caso, hay oportunidades para que estos bancos comiencen a aprovechar los mercados mayoristas. Será un desafío, pero no imposible", asegura el gobernador.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios