Martes, 26.03.2019 - 20:17 h
Tras los pasos de BBVA y CaixaBank

Sabadell se deshace del exceso de ladrillo: vende activos inmobiliarios a Cerberus

El traspaso incluye viviendas y suelo y ha sentado bien a los inversores, Sabadell se hace fuerte en la bolsa. 

Sabadell
Sabadell / José González

El Banco Sabadell ha acordado con una filial del fondo estadounidense Cerberus Capital Management la venta de la práctica totalidad de sus activos inmobiliarios, que incluye tanto viviendas como suelo y tiene un valor bruto contable de unos 9.100 millones de euros. El valor neto contable es de aproximadamente 3.900 millones, según ha informado hoy la entidad, que limpia de esta manera su balance del ladrillo procedente tanto del Sabadell como de la CAM.

La noticia ha sentado bien a los inversores, con una apertura de bolsa en la que Sabadell se ha revalorizado en casi un 4%, para luego crecer más moderadamente. Se espera que las entidades firmen próximamente las condiciones de su nueva relación como socios.

De momento, se conoce que la venta se ha estructurado a través de la transmisión de dos carteras de activos denominadas comercialmente "Challenger" y "Coliseum" a una o varias compañías de nueva constitución, en las que Cerberus ostentará el 80% del capital y el Banco Sabadell el 20% restante.

La cartera "Challenger" está formada por activos del Sabadell por valor de 5.700 millones, mientras que la "Coliseum" integra aquellos activos procedentes de la CAM, con un valor bruto contable de 3.400 millones, según han indicado a Efe fuentes conocedoras de la operación.

De lo que no se desprende Banco Sabadell en esta operación es de su filial Solvia Gestión Inmobiliaria, que seguirá participada íntegramente por el banco catalán y prestando servicios de gestión integral de los activos inmobiliarios objeto de la operación en régimen de exclusividad.

El cierre de la operación, una vez se obtengan las correspondientes autorizaciones, implicará la transmisión a Cerberus del control de los activos inmobiliarios y, por tanto, su desconsolidación del balance del grupo que preside Josep Oliu.

Esta venta, asegura la entidad, "contribuye positivamente a mejorar la rentabilidad, exigiendo el reconocimiento de provisiones adicionales con un impacto neto de aproximadamente 92 millones de euros". Asimismo, aporta un impacto positivo en el ratio de capital Common Equity Tier 1 (fully loaded) del Sabadell de unos 13 puntos básicos.

Tras los pasos de BBVA y CaixaBank

Con esta operación, el Banco Sabadell sigue la estela del BBVA y CaixaBank, que se han desprendido recientemente de la mayor parte de sus activos inmobiliarios. El pasado 28 de junio, CaixaBank acordó la venta al fondo estadounidense Lone Star del 80% de su negocio inmobiliario, compuesto por los activos disponibles para la venta a 31 de octubre de 2017 y la compañía Servihabitat y valorado en su totalidad en aproximadamente 7.000 millones de euros.

Por su parte, a principios de abril, la Comisión Europea (CE) dio luz verde a la adquisición del 80% de la cartera inmobiliaria del BBVA por parte del fondo de inversión estadounidense Cerberus, el mismo que ahora se ha hecho con los activos del Sabadell.

Ahora en Portada 

Comentarios