Martes, 23.04.2019 - 04:40 h
Dispara sus ingresos en España

Banco Santander se ahorra más de 500 millones tras 'liquidar' su Cuenta 1|2|3

La filial española del grupo que preside Ana Botín reduce a la mitad el coste de sus depósitos tras rebajar la remuneración de su producto estrella

Oficina de Banco Santander. Europa Press
Oficina de Banco Santander. Europa Press

Banco Santander ha ahorrado más de 500 millones de euros en 2018 después de haber quitado prácticamente todo el atractivo al que otrora fuera su producto estrella: la Cuenta 1|2|3. En el pasado ejercicio, la entidad que preside Ana Botín rebajó en tres ocasiones el saldo remunerado al 3% de este producto, que inicialmente pasó de 15.000 euros a 10.000 euros, para caer después a 6.000 euros y finalmente acabar en 1.000 euros desde el pasado 10 de diciembre.

El propio banco reconoce en su informe anual que han sido estas decisiones, que achacaron al entorno de bajos tipos de interés, las que han impulsado un 15%, hasta 4.360 millones de euros, el margen de intereses (el negocio típico bancario) de su división en España. “Los ingresos suben el 15%, destacando el margen de intereses (+15%) impulsado por la sostenida mejora del diferencial de clientes, debido a la reducción del coste de los depósitos”, detalla el banco en el citado documento

Según los datos hechos públicos este miércoles por el grupo que preside Ana Botín, el coste de los depósitos de sus clientes en España se ha reducido a la mitad en el último año, pasado del 0,41% a finales de 2017, hasta el 0,20% actual. Este parámetro indica que Santander paga 511 millones por remunerar el dinero que sus clientes guardan en el banco, frente a los 1.047 millones que pagaría si hubiera mantenido estable el coste de sus depósitos.

Producto importado desde Reino Unido

Esto supone un ahorro de unos 536 millones de euros en un año en el que el banco ha ‘liquidado’ su Cuenta 1|2|3. Santander la trajo a España desde su filial británica en el año 2015 de la mano de Ana Botín y Rami Aboukhair. En Reino Unido, el producto tenía sentido, pues el banco tenía que ganar presencia en este mercado y debía pagar por ello.

No obstante, en España la Cuenta 1|2|3 fue cuestionada desde un primer momento por su elevado coste pese a que el banco siempre defendió que su objetivo era conseguir una mayor vinculación de clientes. Santander ha rechazado ofrecer datos de cuántos clientes disponen actualmente de este producto, aunque la cifra podría alcanzar actualmente los 3 millones solo en España. A cierre de 2017 contaba con 2,6 millones de clientes en todo el abanico 1|2|3, frente a los dos millones con los que cerró 2016 y los 860.000 de 2015.

TAE negativa

En cualquier caso, la Cuenta 1|2|3 mantiene, por el momento, la bonificación de recibos, con un límite de 110 euros mensuales. Devuelve un 1% de los gastos en impuestos locales, el 2% de los recibos del hogar y el 3% de los gastos en educación y ONGs. Santander cobra por esta cuenta comisiones mínimas de 72 euros al año, lo que provoca que la TAE del producto sea negativa, pues la remuneración máxima que se puede obtener asciende a 30 euros anuales.

En la presentación de resultados, el consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez, explicó que las progresivas bajadas de la remuneración no dejan de ser una circunstancia del mercado, dejando la puerta abierta a mejorar las condiciones cuando suban los tipos de interés, aunque todo apunta a que el banco está reculando con esta estrategia.

Ahora en Portada 

Comentarios