Jueves, 20.06.2019 - 11:00 h
Integrará 452.000 clientes

Bankinter cierra la compra de EVO Banco y de su filial en Irlanda por 66 millones

La operación se ha firmado tras recibir el visto bueno del Banco Central Europeo (BCE), del Banco de España y del Banco de Irlanda.

María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter
Bankinter cierra la compra de EVO Banco y de su filial en Irlanda por 65 millones. / Bankinter

Bankinter ha cerrado este viernes la compra del negocio bancario de Evo Banco y de su filial de crédito al consumo en Irlanda, Avantcard, por 65,8 millones de euros. La firma del acuerdo se ha producido una vez que la operación ha obtenido el visto bueno del Banco Central Europeo (BCE), del Banco de España y del Banco de Irlanda, según ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Gracias a la operación, que en un primer momento estaba previsto que se cerrase en abril, Bankinter consigue incorporar los 452.000 clientes de Evo Banco, cuyo perfil es preferentemente joven y digital, así como un total de 3.050 millones de euros en depósitos a su balance y también 745 millones de euros en préstamos hipotecarios.

En un principio, según ha señalado en más de una ocasión la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, se conservará la marca Evo, mientras que no está en los planes de la entidad financiera aplicar ajustes de empleo por el momento. El retorno sobre la inversión (RoI) se espera que sea superior al 10% en el medio plazo, mientras que el impacto negativo sobre el capital es de 29 puntos básicos sobre la ratio CET1 fully loaded del 11,8% correspondiente a marzo.

Para articular la compra, Bankinter ha realizado un desembolso de 199,4 millones de euros, aunque 133,6 millones de corresponden al exceso de capital en Evo Banco S.A una vez que se segregó Evo Finance, el negocio de crédito al consumo que no se vendió a la entidad financiera y que sigue en manos del fondo de inversión Apollo. Por tanto, el precio final es de 65,8 millones de euros.

Impulso digital y expansión internacional

El objetivo de la compra reside en impulsar la estrategia digital de Bankinter, que se había quedado algo rezagada en este aspecto en comparación con alguno de los principales bancos españoles. "Se trata de una marca muy reconocida en este mercado que nos va a permitir explorar nuevas vertientes del negocio financiero, complementarias a las de Bankinter, desde un enfoque innovador, enteramente digital y diseñado para gestionar grandes volúmenes a unos costes más reducidos", ha comentado Dancausa.

La compra de Avantcard, por su parte, permite la entrada de Bankinter en un nuevo territorio tras su reciente ingreso en Portugal, diversificando su negocio de consumo a nivel europeo. Con esta filial, la entidad incorpora 130.000 clientes y una cartera de 290 millones de inversión en tarjetas revolving, o de pago aplazado, y 105 millones de euros en préstamos personales.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios