Viernes, 18.10.2019 - 04:10 h
Unos 1.700 millones de euros

El Corte Inglés se quiere deshacer de sus centros y oficinas: encarga la venta a PwC

La firma ha elegido a una de las 'big four' para vender parte de sus activos no estratégicos. En concreto, se prevé la enajenación de 130 propiedades.

Exterior de un gran almacén de El Corte Inglés.
El Corte Inglés se quiere deshacer de sus centros y oficinas: encarga la venta a PwC. / EP

El Corte Inglés ha decidido desinvertir sus activos inmobiliarios. Para ello, ha encargado a la consultora PwC que analice la venta de unos 130 activos que la compañía considera no estratégicos y cuyo valor oscila entre 1.500 y 2.000 millones de euros, ha informado este viernes el grupo, que destinará los fondos captados a recortar su deuda. Tal y como ha podido saber La Información, esta cantidad estaría más cerca de los 1.700 millones.

La desinversión en dichos activos, entre los que se encuentran terrenos, oficinas, superficies comerciales y plataformas logísticas, se acometerá a partir del año que viene. Los denominados 'activos no estratégicos' se unirán así a un proceso de desinversiones que se viene llevando a cabo en los últimos meses. 

Según la misma fuente, el total de activos del perímetro sujeto a análisis de desinversión suma más de dos millones de metros cuadrados repartidos por todo el territorio nacional y cuenta con un valor estimado de entre 1.500 y 2.000 millones de euros. El monto total obtenido con las operaciones de venta se destinará a reducir la deuda del grupo, lo que le permitirá optimizar su estructura financiera.

A 31 de agosto, fecha de cierre del primer semestre de su ejercicio fiscal (marzo a agosto), el grupo de distribución presentaba una deuda financiera neta de 3.652 millones de euros, 347 menos que un año antes, gracias, entre otros factores, a la venta de activos inmobiliarios por 212 millones.

En marzo de 2016, la compañía explicó que había encargado la venta de unos 200 activos inmobiliarios no estratégicos con el objetivo de sanear balance y recortar su deuda en 1.000 millones, y aseguró que la venta de cada activo se analizaría caso por caso. Parece que ahora ha llegado el momento de que la compañía se deshaga de estas propiedades. 

Campaña de desinversiones

En los últimos meses, El Corte Inglés ha llevado a cabo varias desinversiones importantes con el fin de reducir deuda. La firma multiproducto se deshizo de un centro comercial en Valencia por unos 90 millones el pasado mes de octubre, y otros dos en Bilbao y la madrileña calle Princesa en verano por otros 100 millones más. 

Recientemente, ha confirmado la venta de dos establecimientos en los centros comerciales madrileños de La Vaguada, en Madrid capital; y Parquesur (Leganés), por 160 millones, aunque seguirá operando en ellos en régimen de alquiler. 

Por el contrario, esta misma semana El Corte Inglés recibía la autorización del Ayuntamiento de Madrid para levantar su gran proyecto en la zona de AZCA, tal y como adelantó La Información. En los terrenos adquiridos a Adif en 2014 en el Paseo de la Castellana, 69, -sobre la estación de Nuevos Ministerios-, la firma prevé levantar un centro comercial que se ha retrasado durante meses por problemas burocráticos. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios