Sábado, 15.12.2018 - 22:47 h
Es más del 30% de sus ingresos

El Corte Inglés asume el 'tropiezo' de su división de moda en el primer semestre

La compañía de distribución reconoce la vinculación de su actividad a los 'factores climatológicos' y confía en remontar en la recta final del año.

Exterior de un gran almacén de El Corte Inglés.
El Corte Inglés reconoce que el 74,3% de sus ingresos se concentran en los grandes almacenes. / EP

Los grupos de distribución están cada vez más pendientes del mapa del tiempo, de si llueve o de si la temperatura va acorde con las colecciones que venden en sus establecimientos. Y El Corte Inglés no escapa de esa realidad. Al contrario. El grupo de grandes almacenes reconoce que la primera mitad de su ejercicio fiscal (que abarca del 1 de marzo al 31 de agosto), y que incluye las colecciones primavera/verano, se ha saldado con una caída de ingresos del 2,1% en su negocio textil.

Esta división es clave para la compañía presidida por Jesús Nuño de la Rosa, porque aporta más del 30% de sus ingresos netos. En concreto, representa 2.331 millones de euros de los 7.585 que ingresó en el semestre, según la presentación a inversores que realizó este miércoles.

Es la primera vez que la empresa de distribución retrata su evolución a mitad de año fiscal, lo que justifica por la exigencia de transparencia que ha conllevado la reciente emisión de bonos que ha realizado en Irlanda, valorada en 600 millones. Una emisión que ya le había obligado a dar datos sobre su evolución en el primer trimestre del ejercicio.

El textil es el negocio clave porque el resto de divisiones son, significativamente, menos relevantes a la hora de aportar ingresos, aunque las demás (salvo informática) caminan al alza. Por ejemplo, dentro del negocio de la distribución comercial tradicional, la venta de alimentación (ya sea en sus supermercados o en sus híper) le aportó 1.294 millones en los seis primeros meses del añoun 0,5% más que en el mismo periodo del año anterior.

Divisiones

También crecen los ingresos de su división de agencia de viajes (un 4,6%, a 1.565 millones de euros); y de artículos vinculados a la cultura y el ocio, que avanzaron un 4,1% a 894 millones. En cambio, la facturación en informática se reduce un 2,8% y se sitúa en 308 millones. La empresa justifica este paso atrás a los inversores por el cambio de foco, que ha pasado del 'hardware' a los servicios de consultoría.

Esta revisión de El Corte Inglés a su propia actividad también pone de relieve cómo van sus márgenes por divisiones. Un dato que representa la diferencia entre ingresos y gastos y que indica cómo rentabiliza toda su actividad comercial. Ese margen, en la división de moda, se sitúa en el 37,4%. El segundo mejor porcentaje de su diferentes negocios, porque está por delante de las demás áreas de actividad, salvo los seguros, donde el margen roza el 65%.

La compañía de distribución asume al mercado que su negocio mantiene puesto el foco en los grandes almacenes. De hecho, en el folleto inicial de la emisión de bonos, explicaba que tiene en revisión otras divisiones, como Sfera o los supermercados, donde está analizando su red de establecimientos, planteando cierres o ventas de aquellos que no sean rentables. En ese proceso de búsqueda de rentabilidad de la red, la firma confirma el cierre de sus tiendas en el edificio Buenavista de Oviedo, diseñado por Santiago Calatrava.

En ese repaso, El Corte Inglés también explica que su negocio de grandes almacenes representa el 74,3% de sus ingresos netos consolidados y el 70,1% de su resultado de explotación (Ebitda) al cierre del primer semestre. Unos resultados que espera mejorar en la recta final del año, en la que no sólo incluye el inminente 'black friday', también la temporada de Navidad y las rebajas de invierno.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios