Viernes, 20.09.2019 - 21:09 h
Tensiones en el sector eléctrico

Cumbre de Starace y Prado con la cúpula de Endesa para frenar la guerra con Nadal

Reunión de centenares de directivos en Madrid en la que el grupo aprovechó para distanciarse de Iberdrola en la pugna con el Gobierno.

De izquierda a derecha: Francesco Starace, Borja Prado y José Bogas.
De izquierda a derecha: Francesco Starace, Borja Prado y José Bogas. / EFE

"Diálogo", "soluciones", "acuerdo". El primer ejecutivo del grupo italiano Enel, Francesco Starace, y la cúpula de su filial Endesa -Borja Prado y José Bogas- reunieron la pasada semana en Madrid a 400 directivos de la empresa para explicarles que su estrategia pasa por fumar la pipa de la paz con el Gobierno y con el ministro de Energía, Álvaro Nadal. Es el mensaje que ha impuesto Enel, propietaria de la compañía en un 70%, que sabe lo incómodo -y caro- que puede llegar a ser un enfrentamiento abierto con quien maneja el BOE

Starace quiere marcar distancias y poner matices en el clima de enfrentamiento que vive el conjunto del sector eléctrico con el ministro de Energía, Álvaro Nadal. La cúpula italiana aspira, sobre todo, a separarse de las enganchadas cuerpo a cuerpo que protagonizan el presidente de Iberdrola Ignacio Sánchez Galán y el propio ministro.

La dosis de calma que Enel quiere inyectar en Endesa viene después de los sonados reproches que Nadal lanzó en 2017 contra la propiedad italiana. En el Congreso, Nadal acusó a Enel de hacer política "a favor de los ciudadanos italianos a costa del consumidor español y de los trabajadores españoles" por el posible cierre de las centrales de carbón de Andorra (Teruel) y Compostilla (León). Y llega después de que, más recientemente, Nadal acusara a las eléctricas -a todas- de recurrir cada norma para rascar "hasta el último euro" del sistema.

"No vamos al choque"

Ahora toca acallar los tambores. En la reunión de directivos celebrada en la sede de Ribera del Loira (Madrid), el consejero delegado de Endesa, José Bogas, fue claro. Según varios de los asistentes a la reunión, explicó a los reunidos que Endesa tiene "una manera de hacer las cosas distinta a la de otros". No explicó quiénes eran esos "otros". Tampoco hacía falta. Porque si quedaban dudas añadió que en Endesa "no vamos al choque, sino que intentamos hablar y encontrar soluciones".

También el presidente de la compañía, Borja Prado, se dirigió al auditorio para trasladar la estrategia diseñada por los dueños italianos, representados en el encuentro por el CEO Starace. Los problemas del sector, explicó, requieren sobre todo "diálogo". Bogas precisó no obstante, según los asistentes, que hay muchos desacuerdos con el Gobierno. "Hay muchos aspectos en los que podemos no estar de acuerdo" apuntó el consejero delegado de Endesa "pero la manera de solucionarlo es hablando".

Enel-Endesa no lo tiene fácil. El Ministerio de Energía cree que la compañía invierte poco y cobra mucho por la actividad que desempeña en distribución de electricidad. La eléctrica rechaza de plano las críticas ministeriales, que se apoyan en datos de la propia Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC). 

Un dardo para Iberdrola

En su intervención ante los directivos, el consejero delegado de Endesa fue rotundo. "No es cierto -dijo- lo que se dice de Endesa en inversión". Según fuentes de los asistentes, el directivo precisó que, en el último quinquenio, Endesa ha invertido 800 millones brutos más que el siguiente competidor: 3.800 millones frente a 3.000 millones. No mencionó a Iberdrola, precisan las fuentes consultadas, pero el dardo iba en su dirección.

Entonces ¿por qué las críticas? Según la dirección de Endesa porque la compañía no carga a la factura de los usuarios, sino directamente a los promotores de proyectos, las conexiones de distribución. Otras empresas sí lo hacen y lo contabilizan como inversión. Todo un reproche hacia las amenazas de recortes del Ministerio al que Bogas advirtió de que España es el país de Europa con la peor retribución a la distribución eléctrica, lo que puede ahuyentar a los inversores internacionales.

En la arenga a los directivos no hubo, sin embargo, ni una sola mención a las últimas decisiones de la propiedad sobre la filial. Ni palabra sobre la "apropiación" por parte de Enel Green Power -la filial de renovables del grupo italiano- de activos de Endesa Generación, ni tampoco sobre el traslado a India y Rumanía de la tesorería y la gestión de nóminas de la sociedad española.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios