Lunes, 16.09.2019 - 23:16 h
Frente a Desarrollos del Sureste

Carmena afrontará una factura de 937 millones si no cambia su plan urbanístico

Desde la Junta de Compensación de Valdecarros y los Cerros consideran la decisión del TSJM de tumbar el Plan Director como una buena noticia.

Imagen del desarrollo urbanístico de Los Berrocales
Imagen aérea del desarrollo urbanístico de Los Berrocales. / EFE

Las Juntas de Compensación del Desarrollo del Sureste aplauden la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de suspender el Plan Director que regía estos desarrollos. En cambio, señalan que pese a haber tirado abajo esta norma, el Ayuntamiento de Manuela Carmena trasladó algunas de sus modificaciones más importantes al Plan General de Ordenación Urbana el pasado mes de julio, lo que supone diluir el resultado de la decisión de la justicia hasta prácticamente hacerlo desaparecer. 

Pero, pese a todo, los propietarios de los terrenos no se rinden y exigirán al consistorio de la capital hasta 937 millones de euros de indemnizaciones solo por los ámbitos de Valdecarros y Los Cerros, los más afectados por los cambios legales, en caso de que no rectifiquen. "Reclasificación de parte del suelo urbanizable sectorizado como suelo no urbanizable, indeterminación de la ejecución"... Estas son solo algunas de las razones que señalan estos propietarios para solicitar tal indemnización según ellos mismo confirman. 

A ello, habría que sumar otros 642 millones de euros que podrían reclamar desde Los Berrocales, el ámbito más avanzado, como consecuencia de una alteración de "la ordenación pormenorizada, la reprogramación temporal del desarrollo y la Reformulación del Plan Parcial, el Proyecto de Urbanización y el de reparcelación", según se señala en un documento al que ha tenido acceso La Información. 

En caso de que finalmente se llevasen a cabo estas reclamaciones ante una posible negativa del Ayuntamiento de Madrid a dar marcha atrás, la cifra se incrementaría hasta los 1.580 millones de euros, lo que dejaría al consistorio en una nada agradable posición al suponer esta cantidad más del 30% de su presupuesto anual. Además, habría que añadir "todas aquellas indemnizaciones que pidiesen de forma individual los casi 1.000 propietarios por lo pagado antes del cambio normativo", señalan algunos de los afectados.

El gerente de la Junta de Compensación de Valdecarros y Los Cerros, Mauricio Fernández, confirma que "el Ayuntamiento puso en marcha modificaciones en el Plan General prácticamente iguales a las del Plan Director" que ahora ha anulado la justicia. Y es que esta normativa ya se encontraba suspendida de forma cautelar desde el pasado verano, por lo que el equipo de Manuela Carmena ha tenido el suficiente tiempo como para traspasar sus modificaciones a otra de estas normas. 

"Esperamos que el ayuntamiento rectifique", señala Fernández, pero si no lo hacen, "se pedirán indemnizaciones por valor de más de 900 millones de euros", confirma. Además, admite que en caso de que el equipo de Carmena recurra la decisión del TSJM, estarán "preparados para ir contra ese recurso". 

Los promotores que operan en Madrid ven el desarrollo de estas nuevas zonas de la capital como un balón de oxígeno en el mercado de suelo y una de las posibles soluciones a la falta de oferta. En cambio, no todos están de acuerdo. Técnicos del consistorio consideran que la urbanización acelerada de estos ámbitos es un error, ya que señalan que con el ritmo actual de construcción, sería "un suicidio meterse en este jardín" con miles y miles de viviendas que tardarán años en satisfacer la demanda. 

Pese a esta opinión contraria, la Junta de Gobierno autorizó hace solo unos días el texto del Convenio de Gestión del ámbito de Los Berrocales -bastante descafeinado en cuanto a superficie de edificabilidad con respecto a la primera norma-, el más extenso de todos los afectados por el Plan Director. La urbanización se dividió en seis etapas y finalizará en 2034, lo que para el Ayuntamiento de la capital permitirá "la progresiva implantación de servicios y la construcción de las edificaciones previstas, dando luz verde al desarrollo de las etapas 1 y 3 vigentes, que harán posible la construcción de un total de 10.000 viviendas". 

En cambio, esto tampoco convence a los técnicos. Para ellos, si la media de construcción de vivienda de los últimos diez años se sitúa en unas 5.000 propiedades al año, la puesta en marcha de la urbanización de estos ámbitos no es necesaria. "Hay suelo finalista en Madrid para construir ahora mismo 35.000 viviendas. Y existe terreno para otras 28.000 propiedades más que se podría modificar para empezar a construir en dos años", señalan. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios