Cambian los hábitos de alimentación

La cesta de la compra de verano: helados, protector solar... y mucho gazpacho

Con la llegada del calor la composición de la compra cambia, apostando por productos más frescos y especiales para combatir las altas temperaturas.

Carro compra
El pasado año el gasto en alimentación en España creció un 3,6% / Pixabay

La llegada del verano se nota de muy diversas formas. La principal, en las temperaturas, que son notablemente más elevadas. Además, hay menos gente en las ciudades y el transporte público pasa con menos frecuencia. Pero, también se puede percibir en nuestra cesta de la compra, pues basta con echar un vistazo para darse cuenta de que el verano también afecta a nuestra alimentación y compra habitual.

El pasado año los españoles aumentaron el gasto en alimentación y bebidas un 3,6%, hasta los 102.584 millones de euros. Aunque los productos que más se consumieron por volumen fueron las verduras, hortalizas y frutas, la tendencia muestra un cambio hacia alimentos menos saludables, como los platos preparados, cuyo consumo creció casi un 5% solo el año pasado, siendo el ascenso más destacado.

Si bien el verano nos da la oportunidad de volver a la alimentación sana y a los productos con más nutrientes y menos grasos. El calor hace que primemos una serie de alimentos sobre otros, en este caso los frescos, pues es lo que más apetece cuando sube el mercurio. Por ello, la cesta de la compra varía su composición de cara a los próximos meses. Frutas, verduras y bebidas refrescantes -sobre todo agua envasada- conforman el grueso de la compra veraniega, mientras productos como la carne o el pescado pierden relevancia ante el hecho de que son alimentos que deben cocinarse previamente antes de tomarse.

Más pescado, verdura y agua

El 54% de los españoles modifica su alimentación en verano, según un estudio publicado por el laboratorio Aora Health, algo que podemos observar en el Panel de Consumo Alimentario que elabora cada mes el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Aunque no se trata de un cambio radical, sí que se producen variaciones en cuanto a la cantidad de artículos de cada segmento que se venden, lo que prueba que hay algunos que se venden más en unos meses y que en otros, habitualmente debido a la diferente climatología.

Esto se observa claramente en la carne, de la que se vendieron 50,1 kilos por persona en enero de 2017 y 49,4 kilos per capita en agosto, mientras que el consumo de pescado bajó de 25,4 kilos por persona en enero a 24,9 kilos en agosto. Por su parte, el agua envasada pasó de 60,3 litros por persona en enero a 63 litros en agosto.

El gazpacho, el rey del verano

Los supermercados confirman este cambio en la compra de los españoles. Como señalan a este medio fuentes de Carrefour y DIA -Mercadona no ha proporcionado información al respecto-, en estos meses aumentan las ventas de productos típicamente veraniegos como los protectores solares, los helados, la sangría o el tinto de verano. En DIA, de hecho, aseguran reforzar estos segmentos ante la mayor demanda de los clientes.

Los helados, cuyo consumo se dispara en esta época del año, cada vez adoptan ingredientes más saludables ante las nuevas tendencias más sanas de alimentación de los españoles. Pero hay otro producto que cada año les va restando protagonismo. Se trata del gazpacho, un producto que ha saltado de Andalucía a todo el mundo y que en nuestro país siempre ha sido uno de los platos de cabecera cuando llega el verano. Precisamente, por esos mejores hábitos de alimentación ahora vive su momento de gracia y cada año su consumo crece. Según Nielsen, bebemos 50 millones de litros de gazpacho al año y el envasado es la mejor opción para aquellos que no saben prepararlo o para los más cómodos.

Kantar Worldpanel estima que cada español compra 7,7 litros de gazpacho o salmorejo envasado al año, lo que ha convertido este producto en un imprescindible en los lineales de los supermercados. En DIA y Carrefour así lo confirman, pues en ambos casos aumentan sus ventas de este producto en verano. De hecho, tanto es así que la cadena francesa acaba de lanzar su gama de gazpacho y salmorejo BIO para aquellos que optan por tomar alimentos de origen natural y, a la vez, para contribuir a construir una cadena alimentaria más sostenible.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios