Domingo, 17.12.2017 - 16:40 h
La mitad de hurtos en tiendas los cometen los trabajadores

En Media Markt no son tontos... ¿Drones para evitar que los empleados roben?

La compañía ha incrementado su seguridad con más cámaras y personal de vigilancia. Evalúan usar aparatos teledirigidos contra butrones y alunizajes.

Fotografía de una de las tiendas de Media Markt en España.
Fotografía de una de las tiendas de Media Markt en España.


Las 84 tiendas que la cadena Media Markt posee en España reciben miles de clientes cada mes. Esta compañía no está exenta, desgraciadamente, de un grave problema que suele afectar a las grandes superficies y centros comerciales: el robo de productos. A nivel sectorial, los hurtos comerciales suponen unas pérdidas de 1.800 millones de euros al año para estas empresas en España, según un reciente informe elaborado por Aecoc (una de las mayores asociaciones empresariales del país).

En ese contexto, en Media Markt han decidido reforzar las medidas preventivas de seguridad para frenar los hurtos de mercancías. Las mismas abarcan desde el incremento en la instalación de cámaras de videovigilancia (dispositivos de 360 grados) al refuerzo de personal de seguridad, entre otras cuestiones. Este plan llega en la antesala del Black Friday y a punto de comenzar diciembre, uno de los meses donde se produce el mayor aluvión de visitantes por las compras navideñas.

Uno de los máximos responsables de seguridad de la compañía afirmó recientemente en una intervención pública que alrededor del 50% hurtos son cometidos por los propios empleados de la firma.  Este medio intentó ponerse en contacto, sin éxito, con uno de los responsables de seguridad de la compañía, Carles Olivera, para hablar de este tema.

En el reciente 'Congreso de Prevención de Pérdida', que reunió a casi 200 profesionales "para compartir aprendizajes y experiencias que ayuden a las empresas españolas a buscar soluciones contra los hurtos comerciales y errores administrativos", Olivera detalló las nuevas estrategias de la empresa en materia de seguridad. También cómo los directores de seguridad de las empresas tienen hoy en día la necesidad de reinventarse hacia un nuevo modelo de gestión que ofrezca garantías, aún con limitaciones presupuestarias, en un entorno marcado por la aparición de otros riesgos y amenazas.

Fuentes cercanas a la cadena han asegurado que uno de los pasos que podría dar Media Markt de manera inminente -para contrarrestar los hurtos- (no solo de algunos de sus empleados, sino también de visitantes sin escrúpulos y además de bandas organizadas de delincuentes) es instalar drones de seguridad que puedan ser operados a distancia en el perímetro exterior donde se sitúan las tiendas. Y, obviamente, estos artefactos teledirigidos también podrían ser utilizados en el interior de los comercios.

Butrón y alunizajes

Uno de los motivos principales por los que se evalúa esta posibilidad es el incremento de robos a tiendas de Media Markt mediante la técnicas delictivas de butrón o alunizajes, que se han disparado en los últimos dos años. Aunque la empresa tampoco ha querido informar sobre el impacto y las pérdidas que le supone este hecho, basta con repasar determinados sucesos para comprobar que se trata de un delicado problema al que Media Markt ha decidido atacar de raíz.

Hace escasas semanas, por ejemplo, el establecimiento comercial de la firma que está situado en el corazón de la Plaza Mayor de Málaga fue atacado por el método del alunizaje. Los delincuentes, que actuaron a altas horas, pasadas las 2.30 de la madrugada, se llevaron una gran cantidad de móviles. Los autores del hecho empotraron un vehículo para entrar a la tienda y acceder al botín. Situaciones similares se repiten casi a diario en la mayoría de ciudades donde hay tiendas de la cadena que comercializan productos de electrónica e informática.

El butrón, precisamente, es otro de los mecanismos favoritos de los ladrones para cometer los robos en las tiendas de Media Markt. Para tomar dimensión de cuánto puede llegar a costarle a la empresa la acción de los delincuentes, alcanza con repasar lo que ha ocurrido en la localidad de vallisoletana de Zaratán. Mediante esa técnica los ladrones se llevaron objetos por valor de casi medio millón de euros, según denunció del establecimiento. En esa ocasión, los ladrones escaparon en cuatro coches robados de gran cilindrada. 

En el mencionado estudio 'La pérdida en la gran distribución comercial 2017', elaborado por Aecoc, también aparece otro factor que preocupa (y mucho) a los dueños de la cadena de distribución de electrónica e informática: el fraude en medios de pago on-line (un mal del siglo XXI). El trabajo detalla cuáles son los tipos de establecimiento que sufren pérdidas de dinero por "errores administrativos"; qué productos y secciones en tienda son los más afectados por este problema; o cuáles son las herramientas más utilizadas para prevenir el fraude por parte de las empresas de gran consumo.

Cabe destacar que en los últimos tiempos la multinacional ha invertido 47 millones de euros en su transformación digital, que implica, entre otras cosas, la renovación del 100% de sus establecimientos, en los que el aumento de la seguridad para prevenir robos 'internos' y externos se torna fundamental.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios