Domingo, 20.10.2019 - 00:58 h
"Podrá seguir operando hasta mitad de año"

El Ministerio niega ahora el cierre de la central de Andorra para enero de 2020

El secretario de Estado de Energía asegura que "no ha autorizado el cierre de la central ni su desmantelamiento".

Central térmica de Andorra (Teruel).
Central térmica de Andorra (Teruel). / EFE

Rectificación del Ministerio para la Transición Ecológica. Asegura ahora que la central térmica de Andorra "podrá seguir operando hasta mediados de 2020". El secretario de Estado de Energía, José Domínguez, ha asegurado este jueves que el Ministerio "no ha autorizado el cierre de la central ni su desmantelamiento", así como que tampoco ha hecho "ningún anuncio del cese de actividad". Sus palabras contradicen la versión oficial que ofreció el propio Ministerio, que aseguró este miércoles al Heraldo de Aragón que la citada central no podría seguir operando "a partir del 1 de enero de 2020".

José Domínguez ha reiterado que el Gobierno central no ha autorizado el cierre, solicitado en diciembre de 2018 por Endesa, cuando la información emitida el miércoles desde el Ministerio apuntaba a que la central no podría seguir operando "por no haber acometido las inversiones exigidas en la Directiva de Emisiones Industriales". Domínguez también se ha referido a la solicitud de impacto ambiental, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), señalando que "es un trámite que la compañía ha querido hacer este momento y que no implica ni el cierre ni el desmantelamiento inmediato de la central". No obstante, el carbón que queda en 'stock' no llegaría más allá de diciembre.

El Gobierno central también ha indicado que desde que recibió la solicitud de cierre, en diciembre de 2018, ha trabajado en la instrucción de un procedimiento "reglado y complejo", que exige el informe y análisis de distintos organismos "para garantizar que no hay problemas de seguridad de suministro y que se cumple con la normativa ambiental". Al respecto, ha manifestado que su objetivo, previa concesión de cualquier autorización de cierre, "es asegurar que existe un plan de acompañamiento y reactivación económica para los territorios y las personas en cualquier zona afectada".

Con respecto a las fechas, el Ejecutivo central ha incidido en que la Directiva Europea de Emisiones Industriales establece distintos mecanismos y límites de emisión en función del tamaño de las instalaciones, su ubicación y otros parámetros. Uno de ellos es el Plan Nacional Transitorio (PNT), que permite mantener hasta el 30 de junio de 2020 los valores límite de emisión de 2015 establecidos en la autorización ambiental integrada vigente. La central de Andorra, junto con la mayoría de las centrales de carbón peninsular, se ha acogido al PNT "y, por tanto, podría funcionar hasta el 30 de junio de 2020 sin hacer inversiones", fecha propuesta por Endesa en su solicitud de autorización de cierre, situación respecto a la que "nada ha cambiado".

Ahora en Portada 

Comentarios