Sábado, 23.03.2019 - 10:44 h
Recortes en la sociedad cooperativa

Eroski recorta más de 3.000 empleos en el último año, casi el 10% de su plantilla

El grupo vasco reduce de forma significativa el número de empleados el año en el que consiguió volver a beneficios y vendió sus perfumerías If.

Imagen del exterior de un establecimiento de Eroski.
Eroski volvió a beneficios en 2017, el año en el que recortó su plantilla más de un 9%.

Ha tardado una década en olvidar los números rojos y lo ha conseguido el mismo año en el que su plantilla se ha recortado de forma significativa. La sociedad cooperativa Eroski, ha reducido un 9,6% su número de empleados durante el último ejercicio, que concluyó el pasado 31 de enero. Pasó así, en doce meses, de los 34.870 a los 31.804 trabajadores, según consta en la memoria consolidada que ha remitido a la CNMV.

Un recorte que se enmarca en la reorganización de la sociedad. "En 2017 hemos finalizado la reestructuración de Eroski en lo esencial, con la venta del negocio de perfumerías [traspasó la cadena If al grupo alemán Douglas] y telefonía móvil", justifica su presidente Agustín Markaide en la carta anual a sus accionistas.

Por número de afectados, el mayor recorte se ha realizado dentro del nivel operativo, donde incluye a la mayoría de sus empleados en tareas comerciales. En ellos, el recorte ha sido 2.557 personas (aún emplea a más de 26.100 trabajadores con esa categoría). En otras posiciones, como técnicos, ha elevado en número de contratos netos (en una treintena). En porcentaje, la mayor reducción la ha efectuado entre sus cargos directivos: un 10,75%, hasta dejar ese nivel en 357 personas, según el citado informe anual.

Plantilla femenina

Más allá de las grandes cifras, la plantilla de la sociedad dominante de Eroski sigue siendo predominantemente femenina. Ahí no da datos al cierre del ejercicio, sino el número medio de empleados a lo largo del año. Dentro del nivel operativo, contaba con 7.871 mujeres, frente a 1.588 hombres. En cambio, en la dirección, 87 de sus altos cargos eran femeninos; y 120, varones.

La reducción de su equipo humano se ha visto reflejada en sus gastos de personal, pero en menor medida. En esta partida, el recorte ha sido de casi el 4,4% (a 667,5 millones de euros). Sólo en sueldos y salarios, la sociedad cooperativa (y sus filiales) abonaron en 2017 más de 486,8 millones (un 5,5% menos que un año antes).

El consejo rector que gestiona la cooperativa no cobró "remuneración alguna en el desempeño" de sus cargos, según indica a la CNMV. "Sin embargo, en su condición de socios de trabajo, han percibido remuneraciones en concepto de anticipos de consumo por importe de 461.000 euros". Un año eso, ese importe fue de 402.000.

Inspección de sus impuestos

Eroski ha logrado en 2017 volver a beneficios una década después, después de aligerar su perímetro (además de la cadena If en estos años ha vendido hipermercados y parte de la red de Caprabo en el centro de España). En el último año ganó 33 millones de euros a pesar de que sus ventas se han recortado más de un 7%, al reducir su red de ventas, a 4.792 millones de euros. Un año en el que abonó 32 millones de impuesto de sociedades.

Precisamente, sus impuestos están bajo la lupa de las autorizades fiscales. Eroski asume que tiene abiertos a inspección todos los impuestos desde el 1 de enero de 2014, "excepto el impuesto sobre sociedades que está abierto desde el 1 de enero de 2013". En cualquier caso, sus administradores no esperan que de esas inspecciones puedan surgir pasivos significativos. A 31 de enero, la sociedad contaba con 7 millones de euros provisionados para hacer frente a posibles responsabilidades, de todo tipo.

Otra de las cuestiones que está sobre la mesa de su dirección es su deuda. A cierre del ejercicio, su pasivo (financiero y comercial) superaba los 3.573 millones de euros. De ellos, 1.874 millones, de deuda bancaria, vencen en dos años, según figura en el informe anual.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios