Domingo, 20.10.2019 - 19:30 h
Durante cinco años

Ferrovial paga casi 240 millones para cancelar el contrato con Birmingham

La constructora española tiene, además, varios pleitos abiertos por diversas cuestiones a lo largo de los años de vida de este contrato. 

Rafael del Pino e Íñigo Meirás
Rafael del Pino e Íñigo Meirás / FERROVIAL

Los problemas de Ferrovial -a través de su filial Amey- en Birmingham pueden estar a punto de solucionarse. Según señala Sky News, el consistorio de esta ciudad británica habría enviado a la constructora española un principio de acuerdo por el que la de Rafael del Pino tendría que abonar, en un plazo de cinco años, 215 millones de libras -casi 240 millones de euros- al municipio británico.

Más allá de esta cantidad, la española también tiene pendiente otros 85 millones en diversos pleitos generados a lo largo de los años en los que este contrato ha estado en vigor, tal y como ha podido confirmar este medio. La cuantía principal se saldará de forma fraccionada en varios pagos a lo largo de cinco años. 

Esta cantidad está en la línea de lo provisionado por la compañía durante el último ejercicio, por lo que estos costes ya estaban contemplados por la firma de Del Pino. Finalmente, estas desavenencias se han resuelto por la vía de la negociación tras varios años en los que han estado enfrentados por diferentes problemas. 

Pero el desacuerdo viene de lejos. A finales de 2009, Ferrovial se adjudicaba un contrato de alrededor de 3.000 millones de euros con el fin de ejecutar el mantenimiento y la gestión de carreteras dependientes del consistorio de la ciudad. Al poco tiempo, comenzaron las desavenencias entre ambas partes. 

La compañía constructora que tiene su división de servicios en venta, se vio obligada a provisionar las posibles consecuencias de este contrato para poder declarar a Amey, su filial de servicios en Reino Unido, como 'disponible para la venta'. Más allá de esto, la compañía de Del Pino reconocía en las cuentas de 2018 el deterioro de su inversión en Amey en 774 millones. 

Reino Unido es el principal mercado del grupo, pero especialmente de su filial de servicios. Por ello, el hecho de que se cierre de forma definitiva los pleitos con el Ayuntamiento de Birmingham dan un respiro a la compañía, sobre todo, de cara a la futura venta de la división de servicios. 

Ahora en Portada 

Comentarios