Domingo, 19.01.2020 - 14:18 h
Pasó los controles de seguridad

Golpe a Cristian Lay, el gigante de la bisutería, con la explosión en Tarragona

El grupo extremeño es dueño del 85% de IQOXE, la empresa química cuya planta estalló este martes en la ciudad catalana. 

Explosión Tarragona
La planta de IQOXE, tras la explosión. / Europa Press

La explosión en la planta petroquímica Industrias Químicas del Óxido de Etileno (IQOXE) ha sacudido de lleno al grupo extremeño Cristian Lay -más conocido por fabricar joyas-, propietario del 85% del capital de la compañía establecida en el polígono industrial de Tarragona. El conglomerado nació en 1981 y está presente en sectores como la alta bisutería y las energías renovables. Su actividad ha generado unos 1.800 empleos en todo el mundo. 

La revista 'Forbes' estima la fortuna de su cabecilla, Ricardo Leal, en unos 230 millones de euros y lo corona como el extremeño más rico. El segundo en la lista de la región es Manuel Vázquez Gimón, con 75 millones y el tercero, Ricardo Puello, con 40. El poderío del imperio Cristian Lay está, definitivamente, en otra categoría. Lo que comenzó con un pequeño negocio en Jerez de los Caballeros se convirtió en un gigante en el momento en el que Leal decidió vender sus productos por catálogo, lo que permitió que fueran más allá de su tienda y llegaran a un público más extenso.

Su imperio sufrió un revés este martes por la explosión de la planta química. Sobre las 18:45 de este martes se escuchó un fuerte estruendo en una zona industrial de Tarragona por una explosión en la planta. El fatal accidente provocó un muerto, al menos ocho heridos y obligó a miles de personas a permanecer confinadas en sus hogares a espera de que los servicios de emergencia declararan que la zona volvía a ser segura.

IQOXE es la única compañía que produce óxido de etileno y glicoles en España y Portugal y facturó 148 millones de euros en 2018. La fábrica en la que se produjo el accidente fue inaugurada hace solo seis meses y significó una inversión de 10 millones de euros para la entidad. La renovación de las instalaciones se llevo a cabo con la intención de incrementar la producción del gas, que se utiliza como materia prima para la elaboración de espumas, detergentes o anticongelantes. 

La recién estrenada planta tiene capacidad de producir 140.000 toneladas de esta sustancia química al año, cuenta con una plantilla de más de 130 personas y pertenece al conglomerado de Cristian Lay, el gigante extremeño de la bisutería, que adquirió la empresa en 2014. El grupo presidido por Ricardo Leal cerró el año 2018 con una cifra de negocios de 594 millones de euros y está presente en diversos sectores como la fabricación y comercialización de bisutería y cosméticos, plásticos PET y energías renovables.

Pasó los controles de seguridad

Según el informe del último ejercicio, Industrias Químicas del Óxido de Etileno S.A. invirtió 447.200 euros en "gastos directos en el área de seguridad", a lo que hay que añadir la inversión destinada a las mejoras en la red contra incendios, seguridad de los procesos, protecciones en máquinas y material de seguridad que suma una cantidad de 199.300 euros.

El documento señala que la empresa es miembro de la Federación Empresarial de la Industria Química Española y está adherida al programa de 'Responsible Care', una iniciativa global y voluntaria del sector para la mejora continua de las medidas de seguridad, la salud y la protección del medio ambiente en todas las operaciones. Además, en el informe señalan que, en diciembre de 2018, en la empresa se llevó a cabo el Dictamen de Seguridad evaluado por una entidad de inspección con un resultado favorable. 

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING