Miércoles, 12.12.2018 - 13:27 h
Abandona el día a día de Mailtrack

El creador de Infojobs se lanza de nuevo a por el negocio del empleo con Hireflix

Nacho González-Barros crea una plataforma de vídeo-entrevistas con la que se asegura el respaldo de cofundadores de Trovit, Kantox o Doctoralia.

Nacho González-Barros (en el centro), junto con el resto de cofundadores.
Nacho González-Barros (en el centro), junto con el resto de cofundadores. / Hireflix

Mediados de los 90. Nacho González-Barros era el encargado de reclutar al personal más técnico para Grupo Intercom, cuna de algunos de los grandes proyectos de la primera edad de internet en España. Ideó una primera herramienta para facilitar las tareas de selección y gestión de todos los currículums. Una web con la que filtrar los potenciales candidatos. Era el germen de lo que un tiempo después sería Infojobs, hoy uno de los mayores portales de empleo de España y vendido al grupo noruego Schibsted en una operación de casi 600 millones en 2006.

Ahora, dos décadas después de esos primeros pasos en un internet muy rudimentario, el emprendedor decide lanzarse de nuevo a exprimir el negocio del empleo. Lo hace con Hireflix, una plataforma de vídeo-entrevistas para hacer más sencillo ese primer filtro de candidatos. En estos primeros pasos -ahora se encuentra en una fase beta con las pruebas iniciales con compañías como las startups Travelperk o Jobandtalent- ha logrado el respaldo de ‘business angel’ creadores de compañías como Trovit, Atrápalo o Doctoralia.

Mailtrack, el origen

Hace más de un año, la bombilla se encendió. González-Barros estaba dedicando mucho tiempo a los procesos de selección de los programadores para Mailtrack, su enésima ‘criatura’, una herramienta para el email de Google (Gmail) que permite ver, a través de un doble check similar al de Whatsapp, cuándo se abrió un correo. “Contactar con el candidato, agendar una entrevista y cuadrarla con el responsable técnico (CTO), llevar a cabo las llamadas con Skype… era un proceso que quita mucho tiempo y energía”, apunta.

Como sucediera en Grupo Intercom a mediados de los 90, decide crear un ‘prototipo’. ¿Por qué no construir una plataforma para completar entrevistas asíncronas en vídeo, con preguntas grabadas previamente para ese primer filtro? Él junto con Jon, uno de los desarrolladores informáticos de Mailtrack y hoy responsable técnico de Hireflix, montaron un producto inicial para experimentar y utilizarlo en los procesos de selección.”Vamos viendo que los candidatos, lejos de ver que es algo raro, se graban y no hay apenas abandonos”.

Constituyen la empresa en marzo de este año. Junto a González-Barros está el venezolano John Benavides y el noruego Lasse Johnsen. Antes deciden mirar al mercado. Y descubren una de las grandes dificultades que les va a acompañar en este tiempo: “Hay una explosión total de estas herramientas”. Era una prueba de que iban bien encaminados, pero también un factor determinante que les obliga a diferenciarse para no morir. ¿Quiénes son esos competidores? La líder, con precios muy altos y muy dirigida a grandes corporaciones de más de 5.000 empleados, es Hirevue. Ha logrado más de 100 millones de dólares de inversión, con el fondo histórico de Silicon Valley Sequoia (Facebook, Google…) como accionista de referencia.

¿Cómo diferenciarse? Siendo sencillo

Pero no es la única compañía competidora. “En los dos últimos años han salido empresas como setas”, reconoce González-Barros. ¿Cómo diferenciarse? “Queremos ser la herramienta de vídeo-entrevistas más sencilla de utilizar, la más fácil de integrar con las grandes herramientas de reclutamiento”, apunta. Según él, esto los hace diferentes porque el resto de compañías cuentan con demasiadas características y hace el producto más complejo.

¿Integrarse? El negocio de las herramientas de reclutamiento, cubren todo el proceso de selección, tiene una particularidad: los gestores de procesos de selección (conocidos con las siglas de ATS) suelen contar con la posibilidad de que terceras compañías se conecten a su plataforma para ofrecer su herramienta. Uno de esos gestores es Greenhouse. Con ellos ya están integrados y ya ofrecen las vídeo-entrevistas en su particular 'marketplace'. ¿Deben pagar? No. Las empresas que utilicen Hireflix, abonarán a la startup española su comisión por uso.

Greenhouse no es la única. Ya trabajan para integrarse con otra: Workable. El año próximo tratarán de hacerlo con plataformas mucho más grandes como la que desarrolla el gigante alemán del software SAP y la norteamericana Oracle. Por tanto, el modelo de negocio de la española es el que se conoce como ‘SaaS’: cobrarán por nivel de uso, con varias escalas. La estructura de esas comisiones se configurará en algo más de un mes, cuando terminen las pruebas que hoy por hoy están haciendo con compañías como Bodas.net -vendida por unos 50 millones a WeddingWire, que a su vez ha sido vendida al fondo Permira por casi 350 millones de dólares (296 millones de euros al cambio de la fecha de la operación)-, Jobandtalent, Travelperk o ForceManager.

La duda aquí (casi) siempre es la misma: ¿Y si Greenhouse o SAP desarrolla una buena plataforma de vídeo-entrevista y se salta a compañías como Hireflix? “Hacer un software da mucha guerra; la tendencia que vemos es que los ATS no tienen herramientas de vídeo-entrevistas”, admite González-Barros, quien apostilla: “Y siempre está la opción de que compren a esa compañía, pero lo vemos complicado porque significaría que se cierran a poder conectar su ‘marketplace’ con otras herramientas para completar la experiencia de sus clientes”.

El modelo: Un ‘software’ como servicio

Pero, ¿cómo funcionan las entrevistas? La plataforma permite al empleador grabar todas las preguntas de manera asíncrona, enviar un enlace al candidato para que éste se grabe con su móvil o con la webcam del ordenador contestando a todas ellas. De esta forma, no hay que agendar los encuentros y le permite visualizar todos los vídeos de una vez para ahorrar tiempo. A ello suma la posibilidad de descartar casi desde el principio (y sin tener que esperar) a uno de los candidatos por errores graves en alguna de las cuestiones o por su nivel de inglés.

Debido a que su manera de distribuir la herramienta se centrará en los gestores de reclutamiento, la compañía tiene como objetivo a medianas y grandes empresas (“la mayoría de todas ellas usan un ATS”), en sectores llamados ‘blue collar’, para segmentos como las ventas o el soporte técnico.

González-Barros reconoce que hay cierto escepticismo. Y es algo que ya ha vivido en el pasado, con el arranque de Infojobs. “Había mucho escepticismo con herramientas como las ‘killer questions’ de Infojobs; costó tiempo hasta que las empresas vieron que tenía valor”, admite. Entiende que será cuestión de tiempo que las empresas utilicen de manera masiva estas herramientas de vídeo-entrevistas.

En su plan de negocio está obtener los primeros ingresos, más allá de las pruebas en beta, en el inicio de 2019. Y acabar el año con unas ventas mensuales (MRR, en el argot) modestas de entre 5.000 y 10.000 euros. ¿Y la gasolina para construir este proyecto? Este mes de julio se hizo una ampliación de capital de 300.000 euros, con la que han entrado ‘business angels’ con los que González-Barros tenía ganas de trabajar. Entre ellos Albert Armengol, fundador de Doctoralia; Diego Mariño, creador de Ducksboard (comprada por NewRelic); Marek Fodor, presidente de Kantox y cofundador de Atrapalo; Dani Giménez, cofundador de Trovit; David Tomás (Cyberclick); Albert Ribera (Link to Media), y Bernat Farrero y Jordi Romero (HRFactorial). El objetivo es hacer una ronda más amplia a finales del año que viene, donde ya entren también varios fondos.

“Yo duro 5 años en mis empresas”

Y tras este año y medio desde que creó Hireflix, surge la pregunta: ¿Y qué pasa con Mailtrack? González-Barros se desvincula del día a día, aunque se mantiene como presidente y máximo accionista. Al frente queda Eduardo Manchón, cofundador de Panoramio (una de las dos empresas españolas compradas por Google). “Va como un tiro; tiene medio millón de euros en caja y el Ebitda se está disparando”, admite. ¿Y cómo se lo han tomado los inversores? “Se lo han tomado bien porque los números son espectaculares desde que está Eduardo como CEO”.

De todas formas, el emprendedor catalán lo deja claro: “Yo normalmente duro 5 años en una empresa si está yendo bien; si no llego, es que la hemos chapado antes”. Él está convencido de que es un creador de proyectos y no un gestor de compañías grandes. Esa filosofía también la traslada a Hireflix. Pero por ahora, tiene muchos planes comerciales para su nueva criatura, veinte años después de levantar ese primer Intercom.es/empleo, germen de Infojobs.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios