El periodo es prorrogable 

Altamira y Amazon se dan solo 3 meses para reventar el mercado inmobiliario

Altamira tendrá un 'site' exclusivo dentro de la web de Amazon que servirá de escaparate para sus pisos en Madrid, Barcelona y la costa.

Imagen del anuncio de Altamira y Amazon
Imagen del anuncio de Altamira y Amazon

Amazon quiere saborear las mieles del mercado inmobiliario español, que se recupera a pasos agigantados, y Altamira quiere aprovechar el enorme volumen de visitas del gigante estadounidense. Por ello, la plataforma propiedad de Apollo y el Santander ha inaugurado un espacio exclusivo dentro de la página del gigante del comercio electrónico que, durante tres meses prorrogables, hará de fabuloso escaparate para exponer un centenar de casas de obra nueva en Madrid, Barcelona y la costa, la mayoría pertenecientes a Sareb o al banco Santander.

Fuentes de Altamira han querido resaltar que es la primera compañía del sector inmobiliario español en ofertar viviendas en el portal español de Amazon, donde cuenta con un espacio exclusivo de promoción. Así, a través de su ‘microsite’ en ‘Amazon.es’, Altamira, además de ofrecer esta inicial oferta de viviendas, permite acceder a su página web, que es en la que finalmente se desarrollará el proceso para adquirir una casa. Al hacer el trabajo de venta íntegro bajo su web y plataforma Altamira no reparte las comisiones por colocación de activos y no ha trascendido el talón a abonar a Amazon por utilizar su concurridísimo escaparate.  

La selección corresponde a las viviendas más 'comerciales' que tiene la compañía, las situadas en las zonas de gran actividad, con Madrid y Barcelona, y dentro de estas capitales, en los barrios más residenciales, o en las zonas más demandadas de la costa española. Todas cuentan con piscina, jardín y zonas de ocio comunes.

Como ejemplo, en Madrid, se ofertan cuatro promociones de viviendas nuevas en Boadilla del Monte, Colmenar Viejo, Pozuelo de Alarcón y Velilla de San Antonio, con precios que oscilan entre 183.000 y 600.000 euros. Por su parte, en Barcelona, tiene en venta pisos en un edificio de la avenida Diagonal por 895.000 euros y otras viviendas nuevas por entre 173.000 y 224.000 euros, mientras que la oferta en la Costa está compuesta por pisos en Málaga, Alicante o Valencia por entre 82.000 y 213.000 euros. Son los mismos precios que Altamira ya tenía establecidos en su oferta. 

82.000 inmuebles

Altamira cuenta actualmente con un volumen total de activos bajo gestión de 50.400 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 98% respecto a enero de 2014, y con una amplia oferta de más 82.000 inmuebles, que provienen de diferentes clientes. Dispone de 4 divisiones de negocio: gestión patrimonial, gestión de activos financieros, valoración y desarrollo de promociones, y comercialización de inmuebles.

Por su lado, Amazon facturó más de 3.326 millones de euros el ejercicio pasado, el triple de lo que consiguió AliExpress y seis veces lo que logró El Corte Inglés. Según los datos de la compañía, que no cifra el número de productos comercializados en España hasta la fecha, si se pusieran todas las cajas que han mandado a los clientes desde hace cinco años una tras otra “se podría cubrir la distancia entre Madrid y Auckland, Nueva Zelanda” (casi 20.000 kilómetros).

Altamira Asset Management da así un paso más en su apuesta por facilitar el acceso a sus productos a través de un entorno digital. "Con esta acción Altamira Asset Management quiere situarse a la vanguardia en la oferta de servicios inmobiliarios. Apostamos por el desarrollo de nuevas estrategias digitales para dar la mejor respuesta a las demandas de nuestros clientes", señala Julián Navarro, CEO de la compañía.

La inmobiliaria aprovecha igualmente el tirón del comercio electrónico, un negocio que en el segundo trimestre de 2017 facturó más de 7.000 millones de euros en España, según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). La cifra es un 23,5% superior a la del año anterior. En el conjunto de 2016, el sector ingresó más de 20.000 millones de euros.

La que en su día fuera la inmobiliaria de Santander está controlada en un 85% por el fondo Apollo y un 15% controlado por el banco español, que vendió la participación de control de la inmobiliaria en 2013, por 664 millones. Su operativa es autónoma del grupo cántabro como lo prueba que trabaje con 15 clientes diferentes, incluído algún competidor directo del Santander, y haya lanzado un plan de crecimiento internacional. Hasta ahora ha fijado actividad, con compra de carteras, en Portugal y Chipre, si bien la alianza inicial con Amazon se restringe a los activos del banco y Sareb en España. 

Comentarios