Vivienda

¿Cuándo es el mejor momento para plantearse comprar una vivienda?

Alquilar una vivienda es una opción cada vez más habitual, pero la situación del mercado inmobiliario indica que es un buen momento para comprar.

¿Es un buen momento para comprar una vivienda?
Comprar una vivienda es una de las grandes decisiones que se deben tomar a lo largo de la vida. / Freepik

Decantarse por comprar una vivienda, y con ello, contratar una hipoteca, es una de las grandes decisiones que se deben tomar a lo largo de la vida. Cuando llega el momento, la duda acerca de si alquilar o comprar aparece de forma inevitable. Sin embargo, los precios de las viviendas, los intereses y la situación económica, parecen indicar que 2018 es un buen año para dar el paso hacia la compra.

Uno de los factores fundamentales a la hora de decidir si contratamos una hipoteca o no, es el interés que nos ofrece el banco. En el último año los intereses se sitúan en niveles muy bajos, con el Euribor en negativo desde hace un par de años. A pesar de ello, hay que tener en cuenta que no solo debemos tener en cuenta el nivel de ingresos actual, si no el que preveamos que tendremos durante toda la duración del préstamo. Las entidades bancarias exigen una serie de requisitos para las concesiones, que normalmente recaen en una estabilidad laboral, un nivel de ingresos adecuado, y disponer de un porcentaje - que varía según entidades - del importe de la vivienda.

Además del interés que nos ofrezca el banco, también hay que tener en cuenta el plazo de amortización, es decir, los años que dura el préstamo. Otros factores como las cláusulas suelo también se deben tener en cuenta. Debido a la fuerte competencia entre las entidades bancarias, estas cada vez facilitan más el adquirir un préstamo de esta envergadura, ofreciendo cada vez mejores condiciones. A este factor le acompaña el hecho de que la nueva ley hipotecaria trae un aumento significativo de la seguridad jurídica en este tipo de transacciones.

El mercado muestra, además, una tendencia a aumentar el precio de la vivienda. Por tanto, incluso si recibimos las llaves de la casa en uno o dos años, comprar ahora supone beneficiarse de los precios actuales. La oferta durante este 2018 está siendo significativa, destaca la cantidad de viviendas de primera mano y una escasez de suelo urbano sin construir.

Por último, comprar en vez de alquilar, supone una inversión a la larga. Con el paso de los años, es más barato que vivir en alquiler y si en un futuro se llega a alquilar la propiedad, se pueden llegar a obtener rentabilidades de entre el 5% y el 7%, muy por encima de otras inversiones.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING