Miércoles, 13.11.2019 - 19:21 h
Cálculo de las patronales del sector

La 'tasa digital' pasará una factura de entre 515 y 665 millones al consumidor

Las empresas tecnológicas asumen que el impuesto derivará en una subida de precios e impactará en el PIB en 622 millones de euros.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el Congreso / EFE
El Ministerio de Hacienda, dirigido por María Jesús Montero, ha introducido cambios en el impuesto digital propuesto por la UE / EFE

El impuesto sobre determinados servicios digitales (IDSD) que prepara el Gobierno de Pedro Sánchez puede costar a los consumidores entre 515 y 665 millones de euros, según las patronales que agrupan al sector tecnológico en España, Ametic y ADigital. Ese es el impacto que, según un estudio elaborado por la consultora PwC, acarrearía entre los compradores de estos servicios en España.

La estimación, aseguran, se debe al incremento en el precio de los productos y servicios afectados. "Conlleva pagar más por ellos (repercutiendo negativamente en el ahorro) e, incluso, en algunos casos, no poder permitirse su adquisición y disfrute". ¿Cuál es la estimación por consumidor? En torno a 30 euros al año por cada uno de los compradores online en el país.

Las asociaciones aseguran que, dadas las características estructurales del sector digital, los más perjudicados del nuevo impuesto serán las pequeñas y medianas empresas (pymes) y consumidores. "El coste del impuesto será transferido a las compañías usuarias de los servicios gravados", explican. "Se trasladará una parte [del impuesto] al precio final que paga el consumidor" y otra parte será asumida por los vendedores, justifican en base a este estudio.

Impacto en el PIB

El informe estima que el beneficio de las empresas españolas usuarias de servicios digitales estaría lastrado en entre 450 y 562 millones de euros, como derivada del nuevo impuesto. Y hay más consecuencias.

Este impacto en la rentabilidad de las compañías "tendrá una repercusión económica negativa de hasta 662 millones de euros sobre el Producto Interior Bruto (PIB) nacional". A este suman, además, el golpe colateral en la recaudación fiscal: esperan que afecte también al IVA por le menor consumo.

El Gobierno de Pedro Sánchez, adelantó hace una semana que el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales limitará su perímetro de actuación a las plataformas digitales que intermedian entre un oferente de servicios y un usuario final, pero no a las empresas tradicionales que se relacionen con sus clientes a través de un canal digital. Así se evitará que el impuesto afecte a grandes del sector de la distribución como El Corte Inglés o Inditex.

¿1.200 millones? "Será difícil"

Este estudio encargado por las patronales tecnológicas no ha entrado en la capacidad recaudatoria de la tasa 'tech'. Desde el Ejecutivo de Sánchez pretenden recolectar 1.200 millones de euros al año. "No hemos analizado la capacidad; en la memoria anual admiten que es muy difícil de cuantificar y nosotros vemos muy difícil que haya esa recaudación en el primer año", admiten.

Hoy, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal -el organismo cuya creación forzó Bruselas para disponer de un diagnóstico independiente de las cuentas públicas españolas- estima que este primer año 2019 se podrán recaudar apenas 189 millones de euros, apenas un 15% de lo previsto por el Ejecutivo.

Ahora en Portada 

Comentarios